“Toda persona que viva a 5 kms. de Bocamina, debe ser examinada”

  • Alejandro Navarro recordó que “fue en el año 2012 cuando presentamos la primera querella criminal en contra de la Central Bocamina de Endesa, por daño ambiental en la Bahía de Coronel”.

  • “Muertes de especies marinas y contaminación del océano, se tradujeron en la formalización de ejecutivos de la empresa”, agregó.
  • “Pero peor que todo lo anterior”, continuó, “es confirmar que nuestros niños y niñas tienen presencia de metales pesados en su sangre”.
  • Para Navarro, “esto es solo la punta del iceberg, pues son miles los habitantes de Coronel que han sido afectados de una forma u otra por la contaminación de Bocamina, lo que debe ser ratificado con una masiva investigación en la población de la comuna”.
  • Parlamentario iniciará además, acciones legales contra quienes resulten responsables.

“En el año 2014 solicité el primer muestreo epidemiológico en la población de Coronel para confirmar la presencia de metales pesados en sus organismos, el cual arrojó que 18 de 285 de los niños examinados de entre 4 y 15 años, esto es, un 6,3%, tenían presencia de metales pesados en su sangre tales como cadmio, níquel, mercurio y arsénico”, anunció el senador Alejandro Navarro, ante la revelación de un examen tipo oligoscan hecho por el Municipio, y que confirma la presencia de metales pesados en 14 menores y 7 adultos de la Escuela Rosa Medel de la comuna.

El senador por la Región del Biobío recordó que: “luego de nuestra petición a la autoridad sanitaria el año 2014, vinieron muchos estudios más, como el de la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural de la PDI, el del Servicio de Salud Concepción en conjunto con el Instituto de Salud Pública u otros de universidades, todos los cuales han confirmado también la presencia de metales pesados en el mar y en los suelos, con mayor concentración mientras mayor cercanía a la planta”.

“Es más”, continuó, “el informe de la PDI afirma en sus conclusiones que el punto más cercano a la chimenea de Bocamina, presenta las mayores concentraciones de Arsénico, Cromo, Cinc, Mercurio, Plomo y Vanadio, lo cual indica que el sector de las plantas termoeléctricas de propiedad de ENDESA S.A. puede ser considerado como una fuente de origen de la contaminación”.

“Y agrega: se puede decir que por más de cuarenta años se ha depositado material particulado en el suelo de Coronel, cuya concentración química elemental presenta elementos en concentraciones que afectan la salud de las personas y el medioambiente”.

Para Navarro, “en otras palabras, los metales pesados liberados por la empresa no solo han afectado al medioambiente, aniquilando el fondo marino aledaño, el que no tiene vida producto de esta situación y afectando por cierto el trabajo de miles de pescadores y algueras”.

“Sino que además, y tal como lo hemos advertido por años, los 120 mil habitantes de Coronel están en riesgo de sufrir diferentes afecciones dependiendo que compuesto esté en su sangre, como cáncer a la vejiga o complicaciones a los sistemas respiratorio, integumentario y urinario. Es más, Andrei Tchernitchin, toxicólogo del Colegio Médico, señaló que los niños tienen más riesgo de contraer cáncer antes de cumplir 50 años que el resto de la población”, advirtió.

“Más aun”, prosiguió, “la investigación Impact of proximity of thermoelectric power plants on bronchial obstructive crisis rates, publicado el 2017 en un sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, concluyó, en base a un estudio de los habitantes de Coronel y Talcahuano, que quienes viven en un radio de 5 kilómetros de una termoeléctrica, tienen muchas más crisis obstructivas bronquiales que quienes viven a 40 kilómetros de una”.

El senador por la Región del Biobío anunció que, “es por ello que solicitaremos un masivo estudio en la comuna de Coronel, donde se pueda examinar a todo aquel que viva a 5 kilómetros o menos de Bocamina, de forma que se establezca de una vez por todas quienes son los culpables de la contaminación, la que todo el mundo sabe por cierto, que viene de la termoeléctrica”.

Finalmente, Alejandro Navarro señaló que, “solicitaré de esta forma una reunión con el Ministro de Salud, Emilio Santelices, a fin de requerir los recursos para esta necesaria investigación y gestionaremos una sesión especial de la Comisión de Salud del Senado en la comuna de Coronel, invitando a la comunidad, a las autoridades comunales y de salud pública y a especialistas en la materia, pues aquí es claro que debe haber un punto de inflexión”.

“Pues tengo la certeza que van a haber muchas más personas con metales pesados en su organismo y por tanto, creo que esto va a dar paso para que iniciemos acciones legales en favor de la salud de la ciudadanía. No permitiremos que la gente de Coronel se siga enfermando por culpa de empresas contaminantes y que eso quede impune”, sentenció el senador por el Biobío.

PRENSA SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.