“Todos nuestros esfuerzos han sido recompensados con el cierre de Celulosa Arauco”

Diputado Navarro, sobre al proceso de los jóvenes detenidos

• El Parlamentario se manifiesta contento ante la culminación de sus esfuerzos y con los de la sociedad civil.

cisne

El Diputado Alejandro Navarro se manifiesta “feliz por el cierre de la planta Celulosa Arauco en Valdivia, contra la cual hemos luchado desde sus inicios, justo un día después que representantes de la misma expusieran ante la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados que ellos no eran responsables de la muerte de los cisnes”.

Cabe recordar que la planta Valdivia ha sido acusada de ser responsable de la muerte de cisnes de cuelo negro, coipos y otras especies de alto valor natural

La mencionada planta había tenido un funcionamiento que violaba muchas de las condiciones impuestas por la Resolución de Calificación Ambiental de Conama.

Las medidas contra Celulosa Arauco las he venido desarrollando desde hace años, cuando se postuló ante la COREMA de la VIII región la planta Itata. El funcionamiento de la Planta Valdivia no ha sido más que una extensión de las anormalidades de la planta Itata, la que nunca debió aprobarse.

Navarro explicó que ya el 1 de diciembre de 2004 “nos reunimos este Diputado y los encargados de Medio Ambiente de los Partidos Políticos de la Concertación, para solicitarle al Ministro Bitar que se encargara de rescatar a los cisnes como medida urgente para que la contaminación de la planta Valdivia no produjera efectos más negativos, en aras del principio de prevención que ahora se aplica para el cierre”.

Recordó que la primera semana de diciembre de 2004, presentó una solicitud a la Unidad de Medio Ambiente del Consejo de Defensa del Estado, junto a Flavia Liberona de Aysen Alianza de Vida, y con Vladimir Riesco, Abogado de Acción por los Cisnes, para que interpusiera acciones de indeminización y reparación de daño ambiental contra Celulosa Arauco, que como medida precautoria ordenara el rescate de los cisnes de Valdivia, como medida urgente, y la paralización de la planta como orden de no innovar.

Añadió que la planta “se caracterizó por su mal funcionamiento y por la violación flagrante de la Resolución de Calificación Ambiental, como cuando los malos olores de la planta llegaron hasta Valdivia, cuando se comenzaron se utilizaron aguas de pozos profundos para regular la temperatura de las máquinas, y cuando comenzó a vertirse riles mediante un ducto no autorizado ambientalmente”. Las multas impuestas hasta ahora a Celulosa Arauco “son un pelo de la cola, y era necesario cerrar la planta como una justa solución al grave problema ambiental provocado”.

“Estas acciones, recursos de protección de las ONG’s de Valdivia, presiones, lobby, en conjunto con las protestas y movilizaciones ciudadanas han tenido como resultado este cierre. En verdad es un triunfo ciudadano”.

Finalizó diciendo que “no obstante, cabe señalar que la respuesta de la institucionalidad ambiental generalmente es posterior a los problemas, vale decir, cuando ya es muy tarde y se han manifestado graves conflictos sociales. Creo que las autoridades ambientales deben percatarse de que esto puede terminar con un problema electoral para la Concertación, al menos en la novena región”.

Para mas información ingrese >> AQUI

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *