Tomé no puede convertirse en una nueva Lota

Senador Navarro, señaló que la comuna está ad portas de una catástrofe social

bellavista

“Con el cierre de Bellavista no se verán afectados tan sólo los 750 trabajadores de la fábrica ni sus familias, es decir, más de 3.000 personas, sino toda una ciudad que nació al alero de ella”, reiteró el Senador Alejandro Navarro Brain respecto a la situación que podría darse si la textil no vuelve a abrir sus puertas.

“La empresa data desde el año 1865 – continuó – y toda su historia hasta el día de hoy muestra que ha hecho prosperar a la comuna, ya que el comercio y muchas actividades están ligadas a la compañía. Por esto es tan importante para los más de 54.000 tomecinos que Bellavista pueda mantenerse”.

“Además, actualmente cuenta con un 14,6% de cesantía y los trabajadores de Oveja Tomé representan un 6% de la fuerza laboral. Dicho de otro modo, con el cierre Tomé se convertirá en la comuna con más desempleo en todo Chile, llegando a un increible 20,6%”, agregó el parlamentario.

El senador por la Región del Bío-Bío indicó que, “nos enteramos del esfuerzo hecho por los funcionarios al rebajar sus sueldos en un 12%, hemos visto a miles de ciudadanos marchando, protestando, haciendo ollas comunes para alimentarse y no puede ser que toda esa petición popular no sea atendida, no puede ser que habiendo aprendido las lecciones de lo ocurrido con la mina de Schwager, que dejó a 526 mineros sin su fuente de trabajo, se vuelvan a repetir los mismos errores”.

“Aquí hay que considerar – prosiguió -, que el costo social de Bellavista Oveja Tomé podría ser mayor que el vivido hasta el día de hoy en Coronel con la reconversión del carbón, en que pese a los casi 24 mil millones de pesos, unos 37 millones de dólares, que invirtió el Estado entre 1995 y 2002, subsiste una cesantía estructural. Claramente este es un gasto que el actual Gobierno podría evitarse si se adoptan las medidas que eviten el cierre definitivo de la fábrica”.

El legislador recordó el estudio hecho en base a este tema: “la Facultad de Economía de la Universidad de Concepción elaboró un informe al respecto, el cual indicó que la catástrofe social aquí generada, hará desembolsar al Estado 100 millones de dólares de aquí a 10 años. O sea, una cifra abismante que con un adecuado manejo del síndico de quiebras, debería reducirse al mínimo”.

“Quiero señalar – adicionó -, que la persona que llegue a manejar la fábrica, debe tener claramente habilidades financieras para decidir las mejores opciones económicas, sin embargo, debe también poseer conciencia social, debe saber que de sus decisiones dependerá el futuro de cientos de funcionarios y sus familias, en una comuna que en el último tiempo ha sido golpeada continuamente por el fantasma del desempleo, la crisis de la merluza y muchos otros factores”.

“Independiente de lo que pase con Bellavista – que por cierto esperamos tenga una conducción adecuada por el síndico, de manera que siga la producción y por ende los trabajos -, aquí lo que se necesita es evaluar los actuales instrumentos del Estado, ya que nos hemos dado cuenta que son insuficientes para lograr el objetivo de enfrentar y resolver situaciones de crisis social, porque es un parámetro que no considera. Este no es un problema de mercado, por eso no es suficiente con la mano invisible que regula todo. Aquí necesitamos de un Estado que disponga y utilice herramientas que le permitan diferenciar en cada caso. Y que claramente, casos como el de Bellavista no vuelvan a repetirse ni en la región ni en nuestro país”, finalizó Navarro Brain.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *