“Trabajadores de Tomé piden ser incluidos en Mesa Nacional por Crisis del Salmón”

crisis-salmon

  • El parlamentario enfatizó que “en tiempos de vacas gordas, las compañías debiesen aportar para un Fondo de Contingencia, de carácter social, que permita sobrellevar tiempos de escasez de recursos”.

  • Legislador pedirá en Santiago que se aumente la cuota de pesca del langostino, de forma de poder seguir dando trabajo a quienes han sido despedidos.

Manifestando que “pese a que durante los últimos meses, miles de trabajadores han quedado sin empleo en la Región de Los Lagos y a que los despidos han llegado ahora hasta el Biobío, sus acciones en la bolsa siguen subiendo”, el senador Alejandro Navarro se refirió a la crisis del salmón en Chile y que ha provocado nuevos despidos en la empresa Camanchaca de la comuna de Tomé.

El líder del MAS, quien ha sido muy crítico de las industrias por su incumbencia en las crisis que han afectado a la Región de Los Lagos, recordó que, “el 2009 fue el Virus ISA, este año la micro alga Pseudochattonella Verruculosa, y ambos casos las salmoneras han eludido su responsabilidad en estos desequilibrios, que han dejado por el suelo a los trabajadores y el medioambiente”.

En relación a la gran cantidad de despidos durante los últimos días, Navarro fue claro: “aquí hay gato encerrado. No cuadra que mientras las acciones en la bolsa de las salmoneras han subido entre un 25% y un 40%, solo entre enero y marzo de este año, en el mismo período más de 2.000 trabajadores han quedado cesantes en la Región de Los Lagos”.

“Solo el jueves 31 de marzo, despidieron a 1.150 de Primar, Planta Ventisqueros, AquaChile y Multiexport”, agregó. “Si a esto le sumamos los 700 trabajadores del segundo semestre del año pasado y a los 1.200 registrados el 1 de febrero en Chiloé, sumamos más de 3.000 empleos menos en una sola región”.

“Y ahora la crisis ha llegado al Biobío”, enfatizó el legislador.

De acuerdo a Navarro, “debido a este nuevo desequilibrio y a que las empresas deben ajustar su producción, la planta de Salmones Camanchaca de Tomé despidió ya a 67 trabajadores a plazo indefinido y a 184 trabajadores a plazo fijo, informándose que podrían venir otros 200 en agosto”.

“Sin embargo”, adicionó, “si a estos les sumamos las 250 personas que estaban esperando por un nuevo turno estacional y que por la falta de salmones, no se abrirá, tendremos en la comuna a 700 personas sin trabajo, en medio de una de las regiones del país con mayores índices de desempleo”.

“Y todo esto gracias a una industria que no ha respetado ni a sus trabajadores, ni al medioambiente, ni a sus proveedores, y lo irrisorio, es que al mismo tiempo que despiden gente aduciendo la crisis y escasez del producto, envían 72 solicitudes a la Subsecretaría de Pesca, a fin de instalar plantas acuícolas en el borde costero de la Región del Biobío”, añadió el senador del MAS.

Fondo de contingencia y langostinos

El parlamentario, quien este viernes se reunió en la Intendencia del Biobío con todos los actores involucrados indicó que, “tal como en Puerto Montt hace un par de semanas, ahora nos hemos juntado en Concepción con los trabajadores, las autoridades regionales, seremis, parlamentarios y la alcaldesa de Tomé, en busca de una salida a la grave situación que se avecina en dicha comuna con los despidos”.

“Y es importante destacar que a diferencia de lo que ocurrió en la Región de Los Lagos, donde los empresarios aun velan por su ausencia, aquí también estuvo el gerente de la compañía, lo que todos hemos valorado puesto creemos es el camino para encontrar soluciones: el que todos trabajemos unidos”, agregó.

Según Navarro, “los trabajadores se han ido más tranquilos, puesto se ha formado una comisión entre todos los actores en búsqueda de una solución y que tendrá avances en una semana. Sin embargo, también piden ser incluidos en la mesa nacional que se ha formado por la crisis del salmón, que nació en la Región de Los Lagos pero que debido a la contingencia, se debe ampliar sin duda al Biobío”.

“Y los trabajadores de Puerto Montt y Calbuco nos han señalado que esperan hacer el nexo con sus colegas de Tomé, de forma de apoyarse mutuamente ante la grave crisis que afecta a la industria”, añadió.

“Al mismo tiempo”, adicionó, “he solicitado reuniones en Santiago tanto con el Ministerio de Economía como con la Subsecretaría de Pesca, puesto queremos se amplíe la cuota de extracción del langostino, de manera que la pesquera Camanchaca de Tomé pueda procesarlo y de esta forma seguir dándole trabajo a cientos de personas cuyos empleos están en peligro”.

En el mismo ámbito, Navarro propuso que, “tiempos problemáticos como estos se podrían evitar, si durante las épocas de mayor ganancia las empresas aportasen cada una a un fondo social de contingencia, el cual se ocuparía para resolver situaciones de crisis como las de ahora y que de paso, no obligaría al Estado a resolver un problema que ellas mismas generaron”.

“Porque no podemos seguir con la misma lógica: que en tiempos de vacas gordas, los empresarios se lleven todas las ganancias, sin invertir ni un peso para eventualidades. Pero, cuando hay problemas, es papá Estado quien debe hacer el aporte para resolverlos. Por lo que es hora de hacer cambios”, finalizó el senador por la Región del Biobío.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
Anterior

Estatizar SQM

Siguiente

Senador Navarro presidirá comisión de DD.HH

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *