“Tratado Chile-Uruguay sobre ejercicio de médicos es ignorado por el Ministerio de Salud”

Medico

  • El presidente de la Comisión de DDHH del Senado expresó que “este tratado es violado sistemáticamente por el reglamento de la ley del EUNACOM, pues la reválida dejó de ser automática en Chile, más allá de la vigencia del acuerdo”.

  • Parlamentario visita Uruguay “para analizar con las autoridades de dicho país, los alcances del incumplimiento de este tratado por parte de Chile y de nuestro Ministerio de Salud en particular”. 
  • Este lunes 15 y medio día del martes, el senador por el Biobío desplegará reuniones con el Canciller, Ministro de Salud y Senadores fundadores del Frente Amplio, a pocos días de una decisión trascendental.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Alejandro Navarro, mantendrá entrevistas con las más altas autoridades de Uruguay este lunes, entre ellos los Ministros de Salud y Relaciones Exteriores, en el contexto de los 100 años del tratado Chile – Uruguay, “y que nuestro país, no está cumpliendo”.

De acuerdo a Navarro, “el 17 de noviembre de 1916 Chile y Uruguay firmaron un convenio que es la ley 3290 en nuestro país, y que establece que los ciudadanos de cualquiera de las dos repúblicas podrán ejercer libremente en el territorio de la otra su profesión”.

“Sin embargo”, continuó, “este tratado es violado sistemáticamente por el reglamento de la ley del EUNACOM, pues la reválida dejó de ser automática en Chile, más allá de la vigencia del tratado. Así, el ejercicio libre de la profesión no es tal, pues a nivel de las clínicas privadas se da a través del bono FONASA, así como los pacientes, por lo que es necesario estar inscrito como prestador en FONASA, que a su vez tiene como requisito el haber aprobado el EUNACOM”.

“Es decir, para trabajar en el sector privado, el EUNACOM acaba siendo una obligación de las propias empresas médicas. Asimismo, la propia ley del EUNACOM es imprescindible para desempeñarse en la red de salud pública, salvo contadas excepciones. Y también lo es para cursar estudios de especialidad en universidades chilenas”, señaló el senador por la Región del Biobío.

Según el legislador, “es tan así, que una omisión en la ley, permitiría el ejercicio de los médicos extranjeros de países en convenio. Ello fue introducido posteriormente por el Ministerio de Salud y respaldado por la Contraloría General de la República, con el peso de la ASOFAMECH y el Colegio Médico, demostrando el peso político y el lobby que dicen no tener”.

“El propio Canciller Heraldo Muñoz ha afirmado que el centenario tratado entre nuestras naciones mantiene plena vigencia. Sin embargo, prevalece la ley y la reglamentación del EUNACOM”, resaltó Navarro.

“En otras palabras”, adicionó, “El tratado ley Chile – Uruguay que permite la reválida automática de títulos médicos cumplió 100 años, pero en nuestro país hay un   grave incumplimiento del mismo, pues se exige a profesionales uruguayos el EUNACOM”.

“Por tales motivos, me reuniré tanto con los Ministros de Salud, Jorge Basso, y de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin, como con los senadores Jorge Larrañaga y Enrique Pintado, pues, queremos saber si ocurre lo mismo con los médicos chilenos en Uruguay, ¿o es solo nuestro país quien está violando el tratado?”, se preguntó Navarro.

“Pues mientras seguimos las acciones para contar con médicos extranjeros, con apoyo de 23 senadores y más de 259 alcaldes que representan a 10 millones de chilenas y chilenos, nos encontramos con opiniones como las del Premio Nacional de Medicina, Manuel García, quien señaló que: esta prueba se inventó porque lamentablemente tenemos firmados con ciertos países convenios que les permite a ellos venir y ejercer la medicina simplemente con un timbre en el Ministerio de Relaciones Exteriores”, recordó Navarro.

“Lo que confirma lo que venimos denunciando ante la Contraloría General de la República, la Fiscalía Nacional Económica y próximamente ante el Tribunal Constitucional: que el EUNACOM fue creado para filtrar a los médicos que llegan de otras naciones, sin respetar como en este caso, la reválida automática del título de doctor en medicina de Uruguay”, explicó.

El parlamentario añadió que, “de esta forma, el título de Doctor en Medicina no es revalidado automáticamente sino reconocido por el Ministerio de Relaciones de Chile, por lo que los galenos uruguayos deben dar un examen teórico y varios prácticos para poder revalidar, lo que vulnera directamente el tratado”.

Y agregó, “debemos recordar que los chilenos dan un examen teórico y se preparan para ello especialmente en sus propias universidades, mientras los extranjeros, en este caso uruguayos, deben rendir 5 pruebas, acudiendo a empresas privadas de formación, dada la alta tasa de reprobación de médicos foráneos”.

“Lo irrisorio, es que en Uruguay, y específicamente en su prestigiosa Facultad de Medicina, reconocida mundialmente por los aportes del pediatra Luis Morquio, de la Dra. Paulina Luisi, del Dr. Roberto Caldeyro Barcia y tantos otros, se han formado por décadas cientos de médicos chilenos, y aún continúan formándose”, manifestó el congresista.

Cabe recordar que Chile atraviesa en la actualidad el drama de las listas de espera para consulta con especialista y para acceder a una cirugía, siendo casi dos millones de pacientes en esa condición, a quienes se les suman quienes son portadores de graves patologías y están en el sistema AUGE con un grave retraso”.

“Y cuando tenemos a profesionales uruguayos que podrían ser parte de la solución como lo han sido hasta ahora, si se cumpliese el tratado, esto no ocurre, pese a su vigencia, siendo lo más grave la situación que ocurrirá solo en unos meses, cuando cientos de médicos uruguayos se verán obligados a migrar, a abandonar Chile, dado que se exige el EUNACOM como un requisito fundamental para trabajar el sistema público de salud”, recordó el parlamentario.

Según Navarro, “conoceremos entonces in situ, si para Uruguay el tratado en los hechos sigue vigente, de manera de saber cuál es la actitud de las autoridades universitarias, legislativas y del poder ejecutivo en torno al convenio, pues como presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de Chile, me veo en la obligación de defender a mi pueblo en el pleno derecho a la salud, de hacer respetar los tratados vigentes y de tener especial consideración por los médicos uruguayos radicados en nuestro país, que se han asentado y formado familia, y que son muy queridos por la ciudadanía”.

Una decisión trascendental

El senador por la Región del Biobío mencionó que “me reuniré también con referentes del Frente Amplio, para conocer la mística de este conglomerado, pues Mujica y Tabaré – en sus respectivos mandatos-  nunca fueron secuestrados por los intereses de las fuerzas políticas, e incluso, la oposición uruguaya discute siempre en base a los derechos, pero no en una lógica destructiva”.

“Por lo que quiero aprovechar el feriado en Chile y la mitad del día martes, para ver como los uruguayos construyeron dicho Frente Amplio, cómo se unen en la diversidad y no apuestan por un intencionado fuego amigo, a pocos días de una decisión trascendental”, sentenció Alejandro Navarro.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *