“Tribunales de familia son un avance en la protección de los derechos de las personas”

Diputado Navarro dijo que ello permitirá prevenir graves conflictos

adopcion

• Parlamentario señaló que esta iniciativa se enmarca dentro de la modernización de la Justicia chilena que impulsa el Ejecutivo y constituye un hito muy importante para el país

Como un avance muy importante en la garantía de los derechos constitucionales de las personas y en la protección y prevención de los conflictos familiares en el país, calificó el diputado Alejandro Navarro, el proyecto de ley que crea 60 Tribunales de Familia y que deberá resolver ahora una comisión mixta de ambas ramas legislativas, tras rechazarse en la Cámara Baja uno de los puntos modificados por el Senado, luego de lo cual podrá convertirse en ley de la república.

La modificación que los diputados rechazaron, al reunir sólo 57 de 66 votos necesarios, se refiere a las letras G y H del artículo 4º del proyecto que crea nuevos juzgados de familia en las regiones Séptima y Octava respectivamente. La totalidad del proyecto fue aprobado por 107 votos a favor.

Explicó que esta jurisdicción especial constituye una innovación y un paso necesario en el país para abordar los conflictos derivados en el seno de la familia, tanto en lo que se refiere a la incorporación de la nulidad y divorcio y especialmente en el caso de la violencia intra familiar, precisando que “lamentablemente Chile es uno de los países que muestra mayores índices de violencia en la familia”.

Dijo que se trata de una profunda modernización del Estado y la Justicia, por cuanto se abarca de un modo integral todo lo referente a la situación de la Familia, y se termina con la dispersión de las causas en los tribunales civiles y del crimen, como ocurre actualmente.

“Estamos frente a una innovación extraordinaria en lo referido a tribunales de familia, necesitamos tribunales especiales e idóneos, producto de una necesidad objetiva debido a los numerosos tipos de conflictos que llegan a los tribunales de justicia y que no son adecuadamente acogidos y con la celeridad que se requiere, como son los casos de violencia intra familiar, maltrato de menores, problemas de tuición, pensiones de alimento, temas de adopción y filiación y los tópicos de rupturas matrimoniales y divorcio”, precisó Navarro.

Agregó que la creación de 60 Tribunales de Familia con más de 258 jueces en el país “es un tremendo esfuerzo iniciar su implementación a partir del próximo año. Se trata de un gran logro país en el cual se define un procedimiento distinto y una gran innovación en nuestro país y donde se incorporan procedimientos tremendamente novedosos. Todo ello marca un hito extraordinario como los derechos de audiencia para los niños y niñas que quieran conversar con el juez y que deberán ser escuchados”.

Respecto a la Institución de Mediación que se crea junto con los Tribunales de Familia, Navarro dijo que “hay sin duda un avance y un debate pendiente: la mediación es por esencia voluntaria y hay un debate respecto a la cabida de la mediación en las situaciones de violencia intrafamiliar y si se debe o no autorizar el uso de este mecanismo por cuanto según varias especialistas hay una situación de tremenda desigualdad de las partes cuando concurren después de un hecho de violencia a la mediación. Pero sin duda la existencia de la mediación, y la búsqueda de soluciones a través de los acuerdos es muy positiva y un rol importante tendrán los consejos técnicos para orientar a los jueces”.

Para Navarro el papel de las asistentes sociales es muy importante en estos nuevos Juzgados de Familia, “queremos asegurar que ellos puedan incorporarse no solo a los Consejos Técnico, sino a las plantas que se van a crear a partir de esta ley. Con la creación de los 60 tribunales especiales se abordará el tema de manera integral, donde van a existir especialistas, en un Consejo Técnico especializado, que ciertamente ayudarán a resolver conflictos y tendrá una sola visión que es la de proteger a la familia y los niños, y con ello se estará realizando prevención al llevar a cabo una resolución adecuada de los conflictos al interior de la familia”.

Finalmente, el parlamentario señaló que “es dramática la cantidad de casos que llegan a los tribunales de justicia porque ello refleja el conflicto en el seno de la sociedad y en el seno de la familia que es muy profundo, que es más alto de lo que ocurre en otros países, y debería hacernos reflexionar sobre el origen de los mismos y si la sociedad acoge en forma adecuada los problemas y necesidades de la familia chilena”.

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *