“Un poder sin contrapoder es un poder absoluto, un poder peligroso”

“El Tribunal Constitucional está cuestionado en Chile y creo que debe tener un contrapeso institucional. Me parece adecuado que ese contrapeso sea la Corte Suprema”, manifestó el senador Alejandro Navarro, ante la pugna entre ambos poderes del Estado.

De acuerdo al senador progresista, “el Tribunal Constitucional dejó de ser el instrumento que un país que busca el desarrollo requiere para representar el interés y los derechos de la gente en su conjunto. Pero no basta con un mero maquillaje, o con modificaciones que no incluyen a la ciudadanía en ese proceso”.

“Lo hemos reiterado”, agregó, “los cambios deben ser profundos; debe realizarse una Asamblea Constituyente para crear una nueva Constitución. Es la única forma real para que la soberanía radique en el pueblo y que no siga ocurriendo que un tribunal de la minoría pase a llevar su voluntad”.

Para Navarro, “por tanto, es hora de revisar si este Tribunal es el instrumento que la institucionalidad constitucional del Siglo XXI requiere para representar el interés y los derechos de la ciudadanía en su conjunto”.

“Pues es inaceptable que este Supra Parlamento, esta tercera cámara, borre de un plumazo el duro trabajo de años, de parlamentarios, Gobierno, sindicatos y trabajadores, como ha ocurrido”, afirmó.

“Este Supra Poder”, continuó, “puede modificar y eliminar compromisos presidenciales y programas de Gobierno, aprobados ampliamente por el electorado, el parlamento y la ciudadanía”.

De acuerdo al Presidente de la Comisión de DDHH del Senado, “el Tribunal Constitucional no puede ser un Supra Poder, pues eso va a llevar necesariamente en una sociedad democrática y cada día más integrada al mundo entero, más participativa, a un enfrentamiento”.

“Por tanto, creo que hay un debate pendiente en Chile, y es que el Tribunal Constitucional, que supera al Gobierno y al Congreso juntos, tenga un contrapeso; me parece una discusión adecuada, necesaria, oportuna y urgente. Creo que la Corte Suprema ha hecho bien en poner este debate, y el juez Muñoz ha contribuido una vez más a iniciar una discusión que la sociedad entera rehuye, que los poderes rehuyen”, sentenció categórico.

Alejandro Navarro finalizó señalando que, “el poder es un afrodisíaco, una droga que causa adicción, y a lo largo de la historia está comprobado. Pero un poder sin contrapoder es un poder absoluto, y es por tanto un poder peligroso”.

PRENSA SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *