“Una derrota para los que quieren parlamentarios lejanos a la gente”

Senador Navarro ante fallo favorable del TC:

acarreo_elecciones

Parlamentario, que agradeció “el apoyo de mucha gente”, dijo que “Ulloa, Bobadilla, Egaña y Martínez tendrán que entender que las elecciones se ganan con votos, en terreno con la gente y no por secretaría”.

Satisfecho y contento por el fallo del Tribunal Constitucional que rechazó la acusación que presentaron en su contra, solicitando su destitución, doce diputados de la Alianza, manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que los más importante “es que este pronunciamiento establece jurisprudencia sobre algo que venimos diciendo hace muchos años: que los parlamentarios no pueden vivir en una burbuja, aislados de la gente, sus problemas y demandas. Esa es la mayor derrota para los que quieren a los parlamentarios lejanos a la gente”.

Sobre esto último el legislador citó textualmente el considerando décimoprimero del fallo del TC: “…la actividad parlamentaria no se reduce a su labor dentro del hemiciclo, en las comisiones o en el marco de sus deberes protocolares. Por el contrario, la participación de los parlamentarios en el proceso de elaboración de las leyes, así como en la labor fiscalizadora que le compete a la Cámara de Diputados, supone representar, en ambos casos, la opinión de sus mandantes: los ciudadanos; y el conocer su opinión incluye participar en aquellas modalidades en que aquellos tratan sus asuntos comunes en goce de las libertades y derechos que la Constitución reconoce”.

El parlamentario agregó que “espero que este mensaje les quede claro a Cardemil, Paya, Monckeberg, Cristi, Vargas, Ulloa, Galilea, Estay, García, Urrutia Bonilla, Martínez y Bobadilla y a todos otros parlamentarios y dirigentes de la derecha que por un lado se muestran como modernos y democráticos para tratar de llegar al gobierno y por el otro, muestran su verdadera cara, nostálgica de la dictadura y de la restricción de las libertades, tal como quedó claro en su acusación, acudiendo a argumentos de las actas de la constitución pinochetista de 1980 y a un proyecto de reforma constitucional de 1964”.

Navarro señaló que “además, resultaba absolutamente paradojal que me acusaran de propiciar el cambio del orden jurídico institucional por medios distintos de los que establece la Constitución, o de comprometer gravemente la seguridad o el honor de la Nación, aquellos que apoyaron la peor trasgresión al orden jurídico constitucional en la historia de Chile y que lesionaron gravemente el honor de Chile, nacional e internacionalmente, durante 17 años. Y, claramente, estuvimos muy lejos de la asonada del pueblo que los diputados de derecha pretendieron configurar en su acusación constitucional”.

El senador de la Circunscripción 12, dijo que “en particular espero que este fallo, sus contenidos y sus mensajes queden claros especialmente para aquellos parlamentarios de la región que como Jorge Ulloa, Andrés Egaña, Sergio Bobadilla y Rosauro Martínez fueron patrocinantes de la acusación, porque más allá de las diferencias políticas evidentes, ellos mejor que nadie conocen el trabajo sostenido y cercano a la gente que hemos hecho en la región. No quisiera creer que aún respiren por la herida por la derrota de Bombal. Lo claro y concreto es que tendrán que entender y asumir definitivamente que las elecciones se ganan con votos, en terreno con la gente y no por secretaría”.

Navarro reiteró sus agradecimientos “hacia todas aquellas personas que en la región y a lo largo de todo el país manifestaron su solidaridad, incluso ciudadanos y ciudadanas que no comparten nuestras ideas, pero que entendían lo injusto de la acusación. A aquellos que tras conocer los fundamentos de esta acción se dieron cuenta y rechazaron la permanencia en la Constitución de resabios dictatoriales y antidemocráticos que buscan limitar o vulnerar la soberanía popular. Y especialmente a los hombres y mujeres, dirigentes sociales, que firmaron las listas de apoyo rechazando este intento por sacarnos del Parlamento”.

“Por cierto -agregó- agradezco también a aquellos parlamentarios y militantes de diversos partidos que, más allá de circunstanciales diferencias, expresaron su rechazo a la acusación ante el propio TC, porque saben y entienden que, como hemos dicho, no se puede ser parlamentario si no se pueden defender los derechos de quienes lo han elegido. Y así como muchos de ellos han participado activamente en situaciones de conflictos laborales, paros, huelgas y movilizaciones mineras, bancarias, pesqueras y agrícolas, ello no constituía en ningún caso injerencia negativa, sino por el contrario, eran una expresión de la voluntad por mediar y ayudar a evitar o resolver esos conflictos”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *