• El senador Alejandro Navarro se refirió al riesgo en que están las viviendas productos de los incendios forestales indicando que “este tipo de catástrofes son totalmente evitables”.

El senador Alejandro Navarro solicitó al Ejecutivo de urgencia al proyecto de ley (boletín 9810-01) de su autoría, presentado en diciembre de 2014, que establece una distancia mínima de 500 metros entre predios forestales y asentamientos urbanos, moción que se encuentra en primer trámite constitucional en la Comisión de Agricultura de la Cámara Alta.

El senador de partido País dijo que “las imágenes del incendio forestal amenazando con las viviendas que se encuentran en la orilla del lago Vichuquén, no son nuevas y han tenido mayor difusión por tratarse de una zona de veraneo de las familias más acomodadas”.

“Sin embargo” agregó “este tipo de catástrofes se repiten año a año en distintas zonas del país con presencia forestal, tal como ocurrió esta semana, con dos hogares en la comuna de Florida en la Región del Bío-Bío, las que resultaron quemadas producto de las llamas”.

El parlamentario argumentó que “los empresarios forestales saben, que los incendios forestales están llenos de explosiones. La resina de pinos y eucaliptos hierve dentro de los árboles, explota y quema todo a su alrededor, las astillas pueden atravesar una muralla de madera gruesa. Entonces, los empresarios no pueden argumentar inocencia o ignorancia en los efectos de sus plantaciones. Por ello queremos regular, porque el lucro a costa de la vida y la propiedad de otros, no lo podemos aceptar”.

El parlamentario sostuvo que “este tipo de catástrofes ocurren particularmente en zonas de transición, donde terminan las áreas urbanas y comienza la vegetación, por lo que son totalmente evitables. Para ello, hemos insistido en la imposición legal de ‘áreas de separación’ entre predios forestales y asentamientos humanos, que sean parte de los planes de prevención y combate de incendios”.

El legislador indicó que “con este proyecto se busca poner el énfasis en la prevención de los incendios forestales. Estas empresas han hecho uso indiscriminado de nuestros bosques, por lo que es urgente se establezcan planes obligatorios para resguardar a la comunidad”.

Navarro comentó que “en años anteriores nos hemos reunido con la Corporación de la Madera para presentar este proyecto de ley. Sin embargo, su principal argumento ha sido que los terrenos que actuarían de cortafuegos entre las forestales y los asentamientos pasarían a ser terrenos improductivos por lo que se requiere subsidio estatal”.

En este sentido Navarro indicó “espero que el mayor incendio forestal de la historia de Chile, que ha devorado más de 150 mil hectáreas, sea un punto de inflexión que haga entender a las forestales, que se requiere una reforma estructural al modelo forestal, que con el 1% de sus ganancias que gastan en prevenir incendios, no basta; sobre todo cuando la norma internacional dice que debe ser el gasto en prevención de al menos un 5%”.

Para el parlamentario “las forestales deben asumir su responsabilidad toda vez que son sus plantaciones de monocultivos de pinos y eucaliptus, las que producen la sequía, lo que sumado al calentamiento global y las altas temperaturas registradas, produce el escenario propicio para los incendios forestales”.

Asimismo dijo que “el gobierno también tiene una cuota de responsabilidad por lo que debe tomar medidas de fondo. La expansión forestal ha sido fomentada por el Estado desde la dictadura miliar, por medio del DFL 701, sin que ningún gobierno democrático haya cuestionado el modelo forestal de propiedad de las familias Matte y Angelini”.

“Yo espero que haya un mínimo entendendimiento de parte del Ejecutivo de que hay que avanzar en esta materia, el modelo forestal no puede seguir siendo intocable, los incendios forestales que avanzan hacia las casas se pueden evitar, para ello se requiere voluntad del sector público y privado”, agregó.

Es por esto que el parlamentario hizo un llamado a la Corporación de la Madera a “manifestar su voluntad de avanzar en estos planes de prevención, porque la propiedad privada no puede estar por sobre la vida o la propiedad de los vecinos colindantes”.
Fortalecer la labor de Brigadas Forestales

Navarro recordó que “el 73% de las personas que fallecen en un incendio forestal son brigadistas forestales. Sólo Conaf tiene 23 mártires y con esta iniciativa buscamos disminuir ese número a cero”, señaló.

Se trata del proyecto de ley boletín 8768-13 ingresado en Enero del año 2013 que busca precisamente garantizar capacitación, condiciones laborales y de seguridad a los brigadistas a través de un contrato especial en el Código del Trabajo”.

Navarro sostuvo que “el fortalecimiento de la labor de los brigadistas, no requiere inversión pública, quien debe adecuar sus políticas son las forestales que han sobre explotado los bosques, tal como lo hicieron las salmoneras en Chiloé”.

El legislador dijo que “es necesario sensibilizar al Ejecutivo para que de urgencia a este proyecto de ley, y entiendan que tras los brigadistas forestales hay personas que ponen en riesgo su vida, por lo que su ejercicio profesional debe ser reconocido y dignificado”.

El senador Navarro finalmente sostuvo que “los brigadistas forestales deben trabajar durante todo el año realizando campañas de sensibilización y prevención de incendios forestales en los colegios. La clave para cero incendio forestal es educar y prevenir, y que mejor que los propios brigadistas cuenten sus experiencias a los estudiantes y se genere educación para la prevención”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA