“Velasco será uno de los responsables de la eutanasia a la Educación Superior”

Senador Navarro dijo que situación de universidades es “de vida o muerte”:

educacion

Su “preocupación y molestia” por la negativa que recibieron los rectores de las universidades estatales de parte del Ministerio de Hacienda, frente a la propuesta de un plan de retiro de académicos y no académicos de esos planteles, manifestó el senador Alejandro Navarro, quien dijo que “las universidades estatales vienen siendo víctimas de un repetido y sistemático acto de omisión por parte del Estado chileno, no asumiendo su responsabilidad histórica en relación al financiamiento, y excluyéndolas de la propuesta de Ley General de Educación, manteniendo la vigencia de la LOCE para ellas”.

El parlamentario, presidente de la Comisión de Educación, señaló que “lamentamos profundamente que el Ministro Andrés Velasco les niegue la sal y el agua a las universidades del Estado, especialmente cuando éstas han hecho una propuesta clara y responsable para paliar la crisis económica que muchas de ellas viven hoy. Con este tipo de actitudes, ya ni siquiera estamos presenciando la agonía de la educación superior estatal, sino que estamos en presencia de un silencioso proceso de eutanasia, del cual el Ministro Velasco será uno de los responsables”.

Navarro dijo que “estas universidades padecen de un grave déficit a causa de la falta de recursos y del nulo compromiso del Gobierno con ellas. Este diagnóstico es lo que dio origen a una comisión tripartita, integrada por el Consorcio de Universidades Estatales, la Comisión de Educación del Senado y la División de Educación Superior del Mineduc, de la cual emanó la propuesta de un Plan de Retiro Anticipado que beneficiaría a un total de 4.536 funcionarios, entre académicos y no académicos, y cuyo costo ascendía a cerca de 85 mil millones de pesos que, pese a haber generado consenso en la comisión, fue rechazada por Hacienda”.

El legislador añadió que “los rectores cumplieron presentando una propuesta seria, fundamentada y acotada. De ello son testigos la Comisión de Educación y el propio Mineduc. Pero Hacienda echó por tierra todo este trabajo y acuerdo. ¿En qué condiciones podríamos sentarnos a discutir con los rectores nuevas regulaciones y más financiamiento, si ni siquiera el gobierno es capaz de conceder la propuesta mínima y más básica?. Velasco debe entender que las universidades están pasando por una situación dramática, y es impresentable que se de la señal de que están abandonadas a su suerte”.

Por otra parte, el senador indicó que “desde un tiempo a esta parte velasco se ha centrado en plantear alternativas para reducir de manera concreta el gasto presupuestario, sin embargo creemos que en este caso el tema no es el presupuesto, sino la prioridad. Por ejemplo, entre el 2006 y el 2008, el Estado gastó 50 mil millones de pesos en licencias de software, en circunstancias de que les planteamos que se hiciera un estudio para ver la factibilidad de incorporar software libre, y aún no recibimos respuesta. Con esos recursos liberados y destinados a educación superior, tal vez no estaríamos hablando del problema de los rectores”.

Navarro agregó que “lamentablemente, al parecer las voluntades no están. ¿Acaso tendremos que esperar que los rectores inicien una movilización o una huelga de hambre?. ¿Estamos dispuestos a presentar esa imagen al resto del mundo? ¿Cómo le explicamos al país que aprobamos una ley de donaciones que ha permitido que entre 1998 y 2006, las universidades privadas hayan recibido más de 100 mil millones de pesos, mientras que las universidades estatales de región solo han recibido 9 mil millones en igual período?”.

El parlamentario señaló que “no permaneceremos de brazos cruzados frente a esta situación, no permaneceremos impávidos frente al crimen que se pretende cometer con las universidades de todos los chilenos. Creo que es absolutamente legítimo exigir al Gobierno y en particular al Ministro de Hacienda que den muestras de su compromiso con las universidades del Estado, en este momento delicado, escuchando a los rectores e incorporando el plan de retiro propuesto”.

Finalmente el legislador dijo que “si no es así, desde ya adelanto que en uso de nuestras limitadas facultades haremos indicaciones a la ley de presupuesto, para que al menos tengamos que discutir si queremos que las universidades del Estado se fortalezcan o si queremos que pasen de la agonía a la muerte definitiva o al menos les ponemos respirador artificial. En esa discusión, el Ministro de Hacienda tendrá que dar la cara a los rectores, porque hasta ahora se ha negado a recibirlos. No permitiremos que se siga pisoteando uno los pocos bastiones de educación pública que van quedando”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *