Venta de acciones de Corfo en ESSBIO

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, quisiera solicitar a ESSBIO, a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, oficios, perdón, a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, a CORFO y también dirigir un oficio al Presidente.

Imagen: radiosantiago.cl

Se nos ha anunciado por parte de CORFO de la venta del 43,4 por ciento de las acciones que el Estado tiene a través de CORFO en ESSBIO (Empresa Sanitaria del Biobío), una empresa que al año 2009 tenía utilidades de 46.342.753 pesos, un total acumulado del 2005 al 2009 -escuche bien, señor Presidente- de 185.000.932, y que claramente otorgó beneficios de dividendos a la CORFO como sigue:

En el año 2000, 8 mil 497. En el año 2001, 36 mil. En el año 2002, 4 mil 51. En el año 2003, 6 mil 695. El 2004, 8 mil 756. En el año 2005, 11 mil 995. En el 2006, 9 mil 842. En el 2007, 12 mil 770. En el 2008, 8 mil 847, y en el 2009, 11 mil 600 millones de pesos, expresados en miles de millones de cada año.

Esto equivale a más de seis veces, por cierto, el presupuesto de la Municipalidad de Talcahuano y más de dieciséis veces el presupuesto de la Municipalidad de Tomé, ambas en la Región del Biobío.

ESSBIO durante el año 2009 tuvo un total de 8 multas por calidad de servicio: 2 por incumplimiento de instrucciones, una por infracción al plan de desarrollo. En total recibió 11 sanciones, debiendo pagar un total aproximado de 156 unidades tributarias anuales (alrededor de 70 millones de pesos).

En el marco del Gobierno del Presidente Frei, se modificó la ley N° 18.777, originalmente publicada el 8 de febrero de 1989, por el Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción, autorizando al Estado para desarrollar actividades empresariales.

En lo concreto, lo que se hizo fue modificar el artículo 4° de esa norma, que decía: “En la constitución de estas sociedades anónimas corresponderá al Fisco, representado por el Tesorero General de la República, una participación del 35%, y a la Corporación de Fomento de la Producción, una del 65%”, eliminando la exigencia del porcentaje correspondiente a la CORFO, pero conservando un 35 por ciento para el Fisco.

Luego, en el Gobierno del Presidente Lagos, en el contexto de la aprobación de la ley N° 19.888, que establecía el financiamiento necesario para asegurar los objetivos sociales prioritarios del Gobierno (me acuerdo de Chile Solidario), incluyendo entre otras materias el impuesto al diesel y el aumento del IVA al 19 por ciento; se suprimieron el inciso segundo del artículo 4| de la ley N° 18.777 y el inciso segundo de la ley N° 18.885 (ambos idénticos), referidos a la eliminación del piso de 35 por ciento que establecía para la participación del Estado en las empresas sanitarias.

Señor Presidente, claramente la ley N° 19.888, votada y aprobada en general y en particular en la sesión 9ª, del 18 de junio del 2003. En la votación separada, la modificación del artículo 4° obtuvo 102 votos a favor y 5 en contra. 102 votos a eliminar el resguardo de garantía de un porcentaje superior al 35 por ciento para el Estado. Allí 102 Diputados votaron a favor de esa eliminación y permitir la venta, como está ocurriendo hoy, y 5 Diputados votamos en contra: el Diputado Longton, el Diputado Navarro, Paredes, Rossi y Vilches, dos de RN y tres socialistas.

En el Senado, la modificación de este artículo se votó el 8 de julio, obteniendo 34 votos a favor y 13 en contra. Votaron en contra Ávila, Flores, Frei (Carmen), Frei (Eduardo), Lavandero, Moreno, Muñoz Barra, Páez, Parra, Pizarro, Ruiz (De Giorgio), Ruiz-Esquide y Silva Cimma.

Señor Presidente, mañana y el día viernes CORFO va a ofrecer en licitación la venta de los paquetes accionarios correspondientes a ESSBIO.

Quiero decir y señalar que en un plebiscito convocado por la ciudadanía, que fue liderado por el doctor Edgardo Condeza, en donde votaron más de 110 mil ciudadanos de manera libre y espontánea en la Región del Biobío, más del 99,5 por ciento rechazó en su momento la privatización. Y tengo la absoluta certeza de que la inmensa mayoría rechaza hoy día la venta que quiere hacer CORFO de este paquete accionario que permite que el Estado tenga propiedad sobre ESSBIO.

¿Cuál es la ganancia? Si hemos observado que las utilidades de los dividendos son millonarias, son decenas de miles de millones anuales para CORFO, para fomentar el trabajo de CORFO de apoyo a la pequeña y mediana empresas, pero particularmente para supervisar que ESSBIO, mitad estatal, mitad privada, pueda generar un servicio público.

El agua es un servicio público.

Se nos quiere blanquear el lucro en la educación, se nos quiere terminar de vender el agua, traspasa a privada, siendo un servicio público. Chile es el único país de América Latina en donde el agua pertenece a privada. Para los patriotas, para aquellos que rasgan vestiduras, para aquellos que se dicen nacionalistas y que guardan silencio, yo hoy día los emplazo a decir qué opina este sector, la Derecha, a que esta acción, que ha tenido múltiples justificaciones, de vender el agua de ESSBIO, se diga que se va a financiar primero la pequeña y la mediana empresa; luego que era para la reconstrucción. Todavía no sabemos en qué se va a emplear ese dinero. Solo creo que es una aberración pasar por encima de la ciudadanía. Y siento que en definitiva, cuando en ENEL, empresa italiana, y ENDESA, empresa española, que tiene más del 80 por ciento de los derechos de agua de Chile, Chile, el segundo país con la reservas mundiales de agua dulce del planeta no tiene propiedad sobre su agua, no tiene facultad de su uso, porque eso es de propiedad privada. Y hoy, en aquellos aspectos o áreas de servicios, como son el servicio de agua potable, en el caso de la Región del Biobío, se nos anuncia que van a ser vendidas, se va a licitar el paquete completo, dejando un 5 para algún resguardo que pudieran tener los directores del Estado dentro de esta empresa privada: 5 por ciento versus 95 por ciento.

Para quienes participan de estos negocios, saben exactamente que esa condición, absolutamente minoritaria, inhibe todo control, toda fiscalización o solo posibilita y viabiliza un voto de minoría, pero en ningún caso una oposición o un apoyo al resguardo de los intereses de los ciudadanos, de los consumidores de agua potable.

Señor Presidente, quiero que por su intermedio y a mi nombre se oficie a CORFO, a fin de nos pueda detallar expresamente cuál es el procedimiento de licitación; cuál es el destino de los fondos que se busca recaudar, tres, cuáles han sido los argumentos fundantes de tal decisión, y en definitiva cuál es la información que se ha entregado a los consumidores y al mercado respecto de esta venta.

Yo tengo una mala noticia para la Región del Biobío, una mala noticia también para todas las Regiones en donde las empresas públicas de servicio de agua potable están vendiendo sus acciones. En el control absoluto de un propietario monopólico, el agua va a subir. Alguien va a pagar el costo de esta venta. Y van a ser los usuarios. El agua va a subir, el costo va a aumentar. Y al igual en todos los servicios, en educación superior, en el tema del financiamiento compartido, en materia crediticia, de interés bancario, siguen pagando los usuarios y los consumidores las grandes utilidades de la banca.

Aquí no es los “hermanitos de la caridad”. Aquí ESSBIO no la va a comprar el Hogar de Cristo. ESSBIO lo va a comprar una empresa que va a buscar lucro, que va a buscar utilidad, que va a hacer negocio con el agua de todos los chilenos.

Yo lamento profundamente la decisión del Presidente; lamento profundamente la decisión de la CORFO; lamento profundamente que se llegue al Gobierno con un discurso que se va a proteger los recursos naturales, que se van a proteger los servicios básicos, y que en definitiva se den los pasos que muchos temíamos: se privaticen los servicios básicos.

Señor Presidente, hoy es un día sombrío. El jueves y viernes van a ser un día triste y lamentable que yo espero revertir. Porque cuando enfrentemos la presidencia de la República y las elecciones parlamentarias del 2013 yo espero emplazar al Senador Víctor Pérez, al Diputado Jorge Ulloa, a Iván Norambuena, a Sergio Bobadilla, a todos los parlamentarios de Derecha de mi circunscripción, de mi distrito, de mi Región, para que se definan, a la ex intendenta Jacqueline van Rysselberghe, que se definan: están a favor o en contra de la venta del agua a la empresa privada; están a favor o en contra de la privatización. ¡Que se definan!

No los voy a criticar por su decisión. Están en plena libertad. Lo que voy a decir es que la ciudadanía va a saber exactamente cuál ha sido su posición. Y si su política es el silencio, que equivale a engaño, también lo van a saber. No voy a descansar en que toda la circunscripción que represento, la Región que represento, sepa exactamente quién privatiza hoy día el agua de ESSBIO, cuál ha sido la posición de los Diputados y Senadores del Gobierno de la Región del Biobío. Porque si hay algo que no va a quedar impune es que la sociedad, los consumidores no sepan, porque lo van a saber, los nombres de quienes guardaron silencio o los nombres de quienes apoyaron esta decisión, no para su persecución, sino para su evaluación. Porque la votación, o particularmente la opinión política de un político, la opinión política de un parlamentario debe ser siempre pública. Aquí no hay sesiones secretas. Yo voté en contra, como lo he señalado y leí cuando se aprobó la ley, voté en contra de mi Gobierno. Y fui llamado “díscolo” reiteradamente. Por cierto, no era ningún regalón de La Moneda en ninguno de sus Gobiernos. Y siento que hoy, cuando se viene a consumar lo que muchos temíamos, se hace en medio de una movilización ciudadana que impide un debate sobre el tema de ESSBIO. Porque en definitiva mañana vamos a marchar por la educación pública de Chile. Y se nos ha dicho que mezclar los temas del cobre, mezclar los temas del agua, con los temas de la educación, es un aprovechamiento político.

Yo solo quiero hacer el punto. Mañana voy a marchar con los estudiantes secundarios, con los estudiantes universitarios en la Región del Biobío. Me voy a acompañar de mis hijas adolescentes, porque la verdad es que quiero que sepan lo que es luchar por la educación pública en Chile, aun cuando estudian en colegio particular pagado. Y voy a hacer lo posible porque este tema, a partir del viernes, lo podamos instalar como un referente importante del debate político de la Región.

Señor Presidente, quisiera que los oficios que he solicitado al señor Presidente de la República, a la CORFO, al señor Superintendente de Servicios Sanitarios en definitiva den cuenta además de las utilidades, aparte de las que yo he señalado, ha recibido la CORFO, y cuál ha sido su destino.

Porque lo importante no es cuánto recibió, sino también quienes fueron los beneficiarios; quiénes tuvieron acceso a esos recursos; cómo se distribuyeron, porque a partir de la venta, eso va a desaparecer. No sé cómo se va a compensar. Porque la plata que ingrese es pan para hoy y hambre para mañana; o más bien, agua para hoy y sed para mañana.

Por tanto, queremos saber también cómo la CORFO va a reemplazar esos ingresos. La CORFO se autofinancia, y se autofinancia de ingresos provenientes de las empresas en las cuales participa con capital y con propiedad. Desaparecido el capital y la propiedad hay reducción de ingresos.

Yo quiero saber, entonces, cómo se va a financiar la CORFO para que siga cumpliendo la importante labor que el Estado le ha encomendado.

Y solicitar que estos oficios se envíen al Intendente de la Región del Biobío, a la Gobernación de la Región del Biobío, a la empresa sanitaria de ESSBIO, a las asociaciones de consumidores de la Región del Biobío.

Y particularmente solicitar a la Superintendencia de Servicios Sanitarios que nos informe del mecanismo utilizado para la fijación del precio del agua. Porque, para que se sepa, Presidente, se fija una empresa modelo sobre el cual se fija el precio del agua potable por el lapso de cinco años.

Yo quiero saber exactamente cuál es el precio basado en la empresa modelo, para saber exactamente cuánto va a ser el costo que se les va a subir a los usuarios o consumidores de la Región del Biobío, señor Presidente.

¡Patagonia sin represas!

¡Nueva Constitución ahora, señor Presidente!

He dicho.

Tags:
0 shares
  1. Alidagavilan
    Septiembre 29, 2011

    señor navarro si esta tan preocupado por la venta de estas acciones por que no ace el tiempo y se entrebista en talca con los diriguentes que tienen las pruebas para frenar esta venta.. que solo esta basada en tapar las hilegalidades de la empresa y los billones robados a los husurios se le a solicitado su presencia pero usted no actuado es mas el partido humnista le solicito asistir a reunion en talca y usted no aparesio hoy la gente se defiende sola y sabemos y hay la sertesa que el estado con esta venta tapara las iregularidades de las que han sido afectada los chilenos?? y la mayor responsabilidad es la del estado a l no tener fiscalizadoras en las regiones afecxtadas lo que aprobecho la empresa para generar hilisitos en las cuentas generando 51.000000 deudores que hoy por sta benta estan dando de vaja de la enpresa osea lo estan dejando sin posibilidad de tener o areglar su optencion de agua legal y lo peor es que gracias a esto hoy las perdidads en el elemento tratado son millonarias para el pais y su ecosistema el agua se vota en talca por que los estan obligando a robarsela por lo hilisitos de la enpreasa que actuaban desde año 2000 al 2006 esbbio, essel ,time watter y el 4% de los trabajadores de essam,,,,,,,,,,,,

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *