“Vertedero de Chaimávida es una bomba de tiempo”

  • El parlamentario del MAS acompañó a los vecinos y dirigentes de la Junta de Vecinos de Chaimávida a un encuentro con la Seremi de Medio Ambiente para recorrer el lugar de los derrames de líquidos percolados que determinó decretar la no extracción de agua para beber de las punteras de los habitantes de ese sector. “Este vertedero debe ser cerrado definitivamente”, anunció Navarro.
  • Asimismo, aclaró que “es falsa la afirmación de que si se cierra el vertedero no habría emergencia sanitaria, pues hay otros vertederos que tienen la capacidad de recibir los residuos y con cero costo para la Municipalidad, pues así se determina por contrato. Aquí la responsabilidad corre por el dueño del vertedero”.

 

Imagen: reddeemergencia.cl

“A pesar del intenso frío de ayer en la tarde un centenar de vecinos a los que respaldé denunciaron los graves incumplimientos del relleno sanitario desde que fue adquirido por Hidronor, empresa  especializada en residuos industriales. Hay vecinos que trabajaron por años en el vertedero y que señalaron con fuerza que desde la llegada de estos dueños las cosas han cambiado para mal y muy mal. Y la contaminación es expansiva, pues los desechos de origen domiciliarios e industriales que provienen de varios puntos, principalmente industrializados de la Región, son parte, cada día, de la dieta de miles de gaviotas, pájaros y jotes”. Así lo comentó el senador Navarro, tras una larga reunión en el gimnasio de Chaimávida junto a familias del sector que el viernes pasado sufrieron una emergencia sanitaria cuando entre 5 mil y 8 mil litros de agua contaminada del vertedero Hidronor Copiulemu se filtraron a los canales Las Casas y Las Puyas, impidiendo a las familias obtener agua para el consumo diario.

 

A Navarro  le indicaron en la reunión  que “el vertedero no cubre la basura a tiempo y los camiones llegan chorreando líquidos sin que nadie controle. Estas denuncias son  gravísimas”, a juicio del senador del MAS y varias veces presidente de la Comisión de Medio Ambiente tanto de la Cámara de Diputados como del Senado y fundador de la Bancada Verde.

 

Asimismo, el Senador le solicitó a la seremi de Medio Ambiente, Marianne Hermanns, la “inmediata paralización del depósito diario de basura hasta que la empresa demuestre que la crisis está controlada. No pueden seguir acumulando basura y recibiendo líquidos Industriales en estas condiciones. Lamento que la autoridad sanitaria no lo haya así determinado. Esto porque aquí no son solo líquidos de la basura domiciliaria,  esta empresa recibe líquidos industriales con características químicas que desconocemos”.

 

“Es el peor accidente ambiental

del vertedero en más de una década de funcionamiento”

Como antecedente, Navarro hace 14 años se había opuesto a este proyecto en su periodo de diputado: “Y con el transcurrir de los años, advertimos que estos eventos críticos eran probables y que terminarían afectando la vida y salud de los habitantes de Chaimávida, cuyas viviendas de las cuales son propietarios hace muchos años quedan a escasos metros del vertedero. Por ello, aquí hay daño material, económico y también a la salud y vida de cientos de jóvenes, mujeres, hombres, niños y adultos mayores”.

 

Navarro cuestionó el mantenimiento adecuado y la capacidad necesaria para soportar una crisis ambiental, pues “cuando se rompen las conexiones entre las piscinas que contienen los líquidos percolados cabe preguntarse si estas piscinas cumplían con las prevenciones que evitaran siempre un vertimiento a los cursos de aguas lluvias que van hacia los esteros y por ende a las napas freáticas; que es exactamente lo que aquí ocurrió. Por ello, hoy los vecinos se abastecen de camiones aljibe que proporciona la Municipalidad de Concepción, los cuales no son suficientes”.

 

Asimismo, puntualizó enfático que “la empresa en base a su Estudio de Impacto Ambiental, EIA, y en su resolución de autorización, DEBE tratar los líquidos percolados y convertirlos en aguas inofensivas, reteniendo en ese proceso especialmente los metales pesados”. Ante lo cual, Navarro aseveró: “Tengo fundadas dudas de que esto se esté realizando. Si no se están tratando, entonces ese solo hecho ameritaría la paralización de la recepción de todo tipo de residuos y líquidos”.

 

Al Congreso

 

Navarro anunció: “He invitado a la Junta de Vecinos de Chaimávida para que expongan esta grave situación ante la Comisión de Medio Ambiente del Senado, por cuanto en la discusión del presupuesto de la nación se deben incorporar más recursos que fortalezcan a los organismos. Así como a la Superintendencia de Medio Ambiente que en la Región del Biobío tiene SOLO un funcionario”. En ese sentido, recordó: “Yo voté en contra de esta Superintendencia, la que la califiqué como de papel lustre. Es como si hubiera UN carabinero para toda la región. ¡Es absurdo! Por eso no se fiscaliza a tiempo o, más bien, nunca”.

 

´También, el legislador adelantó: “Pediré una nueva muestra de agua, pues como dicen los vecinos, los puntos de muestreo no son en los que hubo contaminación; y a la vez muestras de tierra de los sectores inundados, puesto que allí deberían quedar las trazas de los contaminantes”.

 

Paralelamente, sostuvo: “Esperaremos la resolución del recurso de protección presentado, que busca medidas de mitigación. Sin embargo, ello no es suficiente. Llevaremos a cabo acciones legales para que este vertedero sea cerrado definitivamente. Lo lamento, pero se cumplió todo lo que advertimos hace 14 años. Hoy los porfiados hechos nos dan la razón”.

 

Por último, Alejandro Navarro recordó que “hay un precedente: el Relleno Sanitario Quilmo, que por 10% de los problemas que tiene el Vertedero Hidronor Copiulemu fue cerrado. Espero, por tanto, la misma rigurosidad en este caso, pues aquí los riesgos y los daños son gravísimos”.

 

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *