“La misma derecha que quiso destituirme, ahora encabeza el paro de los agricultores”

Señalando que “la incoherencia y el doble estándar democrático de la derecha una vez más ha quedado en evidencia, porque los mismos que hace unos años quisieron destituirme y me acusaron ante el Tribunal Constitucional por marchar junto a la CUT, hoy encabezan el paro de los agricultores contra su propio gobierno”, el senador Alejandro Navarro dijo que “ciertamente comparto que los parlamentarios deben representar a la ciudadanía tal como el propio tribunal lo señaló en su fallo, pero esos principios uno debe asumirlos y respetarlos siempre, no sólo cuando a uno le conviene”.

El parlamentario y presidente del MAS recordó que “el 27 de septiembre de 2007 los diputados Alberto Cardemil, María Angélica Cristi, Cristian Monckeberg, Jorge Ulloa, René Manuel García. Ignacio Urrutia, Enrique Estay, Rosauro Martínez y Sergio Bobadilla y los ex parlamentarios Darío Paya, hoy representante de Chile ante la OEA; Alfonso Vargas, hoy Subsecretario de las FFAA y Pablo Galilea, actual Subsecretario de Pesca, recurrieron ante el TC, acusándome de intervenir en conflictos laborales y alterar el orden público, solicitando por ello mi destitución”.

“Hoy veo con sorpresa -agregó- que algunos nombres se repiten, pero esta vez para anunciar que apoyarán y se sumarán al paro anunciado por los agricultores y los exportadores de frutas, que como se ha señalado públicamente no será precisamente una marcha pacífica, sino que una movilización que contempla incluso, anunciadamente, la interrupción del tránsito en la carretera. De esta forma queda claro que muchos en la derecha siguen creyendo que la democracia es un embudo con el lado ancho para ellos”.

Navarro señaló que es claro que “para esa derecha, la libertad de expresión vale sólo para ellos y los poderosos intereses económicos que representan, al igual que el derecho a reunión y a manifestarse. Cuando la gente sale a marchar contra Hidroaysén son reprimidos y estigmatizados como violentistas. Ese doble estándar es que lo que lleva a la ciudadanía a rechazar de manera general la actividad política, pero especialmente es lo que tiene al actual gobierno con tan baja aprobación. La gente ya no quiere más democracia con letra chica, sino que democracia verdadera, donde la opinión de la gente se consulta, se escucha y se acata”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *