COMISION DE ESTUDIO DE TERRENOS ADQUIURIDOS POR DOUGLAS TOMPKINS

RELACIÓN DEL TRABAJO EFECTUADO POR LA COMISIÓN DE RECURSOS NATURALES, BIENES NACIONALES Y MEDIO AMBIENTE SOBRE LA ADQUISICIÓN DE TERRENOS EN LA DÉCIMA Y UNDÉCIMA REGIONES POR PARTE DEL CIUDADANO NORTEAMERICANO, SEÑOR DOUGLAS TOMPKINS.

tompkins

Honorable Cámara:

Vuestra Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente pasa a informaros sobre la labor realizada respecto de la adquisición de terrenos por parte del ciudadano norteamericano señor Douglas Tompkins en la Décima y Undécima Regiones.

La Comisión, frente a la polémica y a los temores que produjo en la ciudadanía la compra de terrenos en la Décima y Undécima Regiones, decidió abocarse al estudio de este tema.

Así fue como celebró nueve sesiones con objeto de tomar contacto con autoridades, pobladores y miembros de la Fundación Educación, Ciencia y Ecología. y tomar conocimiento del proyecto “Parque Pumalín”

Asimismo, realizó una visita inspectiva a la zona, donde pudo conocer “in situ” muchas de las denuncias formuladas.

I. ¿Quién es Douglas Tompkins?

La primera interrogante que cabe formularse es, precisamente, ¿quién es Douglas Rainsford Tompkins?

De nacionalidad estadounidense, nacido en Ohio, hijo de John Tompkins y de Faith Haskell, de 52 años, padre de dos hijas, casado actualmente con Kristine Mac Divitt, es amante de los deportes al aire libre, como el montañismo, el cayakismo y el esquí.

La primera parte de su vida transcurrió en el campo.

Completó su estudios de primera y de segunda enseñanzas en un internado.

A los 17 años, se dedicó al esquí profesional y a viajar por el mundo.

Visitó Chile por primera vez en 1961. Permaneció por un período de tres meses en los centros de esquí de Portillo, Farellones y La Parva.

Durante este lapso conoció también la zona de Los Lagos y la Patagonia Austral.

Como producto de este viaje y de otros que realizó en los años siguientes, adquirió interés en temas relacionados con el medio ambiente y con la preservación de áreas naturales.

Inició su vida comercial a temprana edad. Creó la Compañía North Face, fabricante de equipos de alta montaña, que posteriormente vendió y que hoy ocupa un lugar destacado en su ramo a nivel mundial.

Desde temprana edad también, comenzó a ocuparse en temas ambientales. Produjo una serie de documentales sobre montañismo y sobre deportes al aire libre. Logró reconocimiento internacional con el filme “Fitzroy, montaña de tormentas”, que transcurre en la frontera chileno argentina.

En 1970, fundó la compañía “Esprit”, empresa dedicada a la producción de vestuario informal y de artículos para el hogar. Actualmente, la producción de esta empresa factura más de un billón de dólares al año, con cobertura en nivel internacional.

En 1990, vendió gran parte de sus acciones. Hoy, mantiene el 25% del capital accionario en dicha empresa.

El producto de esa venta lo destinó a la creación de dos fundaciones en Estados Unidos, que actualmente proporcionan recursos a distintas organizaciones cuyos objetivos dicen relación a temas ambientales, en diversos países. Se denominan “Foundation for Deep Ecology” y “Foundation for Ecology and Development”.
Esta última institución efectuó un aporte consistente, aproximadamente, en medio millón de dólares a la Fundación Educación, Ciencia y Tecnología (EDUCEC).

Aparte de su actividad comercial, ha publicado algunos libros sobre el “marketing” llevado a cabo por la empresa Esprit. Uno de ellos, “Clearcut, the tragedy of industrial forestry” (Tala rasa, la tragedia de la deforestación industrial), ilustra sobre la enorme y sistemática disminución de los bosques nativos en América del Norte, derivada de las prácticas extractivas de la poderosa industria forestal en Estados Unidos y Canadá.

Junto a un grupo de amigos, adquirió terrenos en Pucón, los cuales posteriormente fueron donados a la Fundación Lahuen, con el fin de permitir a algunos sectores de estudiantes desarrollar proyectos forestales, fomentando de esta manera una mayor sensibilidad hacia los temas ambientales.

En 1993, junto a un grupo de chilenos estableció la Fundación Educación, Ciencia y Ecología (EDUCEC), cuyo objeto dice relación a la formación de la primera área silvestre protegida de propiedad privada abierta al público en nuestro país.

Desde esta fecha, ha visitado frecuentemente nuestro país en diversas épocas del año, dedicando sus esfuerzos a la creación de tal área silvestre protegida.

II. La Fundación Educación, Ciencia y Ecología.

El artículo 545 del Código Civil define a la “persona jurídica” como una persona ficticia, capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser representada judicial y extrajudicialmente.

Las personas jurídicas son de dos especies: corporaciones y fundaciones de beneficencia pública.

Hay personas jurídicas que participan de uno y otro carácter.

Las personas jurídicas pueden clasificarse en personas jurídicas de derecho público y personas jurídicas de derecho privado. A su vez las personas jurídicas de derecho privado se dividen en las que persiguen fines de lucro y las que no persiguen fines de lucro.

Las personas jurídicas de derecho privado que no persiguen fines de lucro pueden ser corporaciones o fundaciones.

Las corporaciones son personas jurídicas formadas por un cierto número de individuos asociados para la realización de un fin común que no tenga finalidad de lucro.

Las fundaciones, en cambio, están constituidas por un conjunto de bienes destinados a un fin de interés general, de lo cual se desprende que la existencia de bienes es un elemento indispensable para la existencia de las fundaciones.

En este sentido, cabe recordar lo dispuesto en el artículo 564 del Código Civil, que señala: “Las fundaciones perecen por la destrucción de los bienes destinados a su manutención.” De ello se infiere que las personas no son indispensables para la constitución de una fundación, sino para la administración de su patrimonio.

Las fundaciones, por su constitución, sólo pueden tener un fin ideal en interés de personas indeterminadas.

Se constituyen por la voluntad de su fundador. En el caso de que no hubiere manifestación de voluntad o de que ésta fuere incompleta, el Presidente de la República, al aprobar su existencia, deberá remediar esta situación, fijando sus finalidades.

En razón de lo anterior, cabe concluir que para la creación de una fundación es indispensable la existencia de un fundador.

A) Constitución.
La Fundación de Educación, Ciencia y Ecología (EDUCEC), se constituyó por escritura pública de fecha 21 de abril de 1993, ante el notario de Santiago don Enrique Tornero Figueroa.

Entre sus fundadores, además del señor Tompkins, se cuentan los señores Nicoló Gligo, de profesión ingeniero agrónomo; Juan Franco de la Jara, ingeniero forestal, y Raúl Hermosilla, administrador inmobiliario.

B) Personalidad jurídica.
La personalidad jurídica le fue concedida por el decreto Nº 1.545, del Ministerio de Justicia, de 23 de diciembre de 1993, publicado en el Diario Oficial de 4 de febrero de 1994.

“Número 1.545.- Vistos: estos antecedentes, lo dispuesto en el Decreto Supremo Nº 110, Reglamento sobre Concesión de Personalidad Jurídica, publicado en el Diario Oficial de 20 de Marzo de 1979, y lo informado por el Intendente de la Región Metropolitana, por el Sr. Director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal y por el Consejo de Defensa del Estado.

Decreto:
1.- Concédese personalidad jurídica a la entidad denominada “Fundación Educación, Ciencia y Ecología”, que podrá usar también la sigla “EDUCEC”, con domicilio en la provincia de Santiago, Región Metropolitana (Lo que no obsta a que pueda funcionar en otras ciudades; es así como su sede principal se encuentra ubicada en Puerto Montt).

2.- Apruébanse los estatutos por los cuales se ha de regir la citada entidad, en los términos de que dan testimonio las escrituras públicas de fechas 21 de abril y 1º de diciembre de 1993, ambas otorgadas ante el Notario Público de Santiago don Enrique Tornero Figueroa.”
C) Finalidades.
Las finalidades de la Fundación, de acuerdo a sus estatutos, son las siguientes:

a) La conservación del bosque nativo a través de la creación de áreas forestales protegidas;
b) Comprar o adquirir bosques especialmente nativos del tipo templado-lluviosos, para mantenerlos bajo protección y conservación, así como reforestar los sectores dañados;
c) Mantener, proteger y conservar ecosistemas o predios forestales, sean éstos propios o de terceros, especialmente dentro del concepto de áreas protegidas, permitiendo cierto grado de uso periférico, principalmente en actividades científico-educativas, de forma de permitir que sean estudiados y visitados en su perímetro, dejando intactas las áreas de protección interiores, a fin de contar permanentemente para las señaladas actividades educativas y científicas con una importante masa boscosa virgen, definida sólo por factores biológicos naturales;
d) Difundir y promover la conservación del bosque nativo, educar sobre las medidas adecuadas a este propósito y, en general, colaborar en la creación de un ambiente favorable al cuidado y a la preservación forestal y a la ampliación de la conciencia ecológica. La Fundación no persigue ni se propone fines de lucro, ni vender, enajenar, explotar comercialmente o manejar en forma destructiva los bosques que sean de su dominio o que le sean entregados por terceros para su cuidado o administración. Tampoco desarrollará actividades de carácter sindical, político-partidario, u otras ajenas a las señaladas precedentemente.

D) Patrimonio.
Para el cumplimiento de sus objetivos, la Fundación ha recibido hasta ahora algunos donativos de entidades norteamericanas vinculadas al señor Tompkins, por una cantidad aproximada a medio millón de dólares. En lo futuro, se espera contar con otras donaciones, provenientes tanto del extranjero como de personas chilenas.

La Fundación se encuentra a la espera de la aprobación de la solicitud de exención del impuesto a las donaciones para materializar otros futuros aportes.

Se espera que, una vez aprobada esta solicitud, se proceda a la inscripción de los diversos inmuebles que han sido adquiridos y que en la actualidad figuran a nombre de distintas sociedades, como se detallará más adelante.

Dentro de estos terrenos, puede mencionarse el predio forestal denominado “Rorohuentro”, con una superficie total de 30 mil hectáreas, aproximadamente.

Este predio fue adquirido por “El “Bosque Pumalín Foundation”, entidad benéfica con domicilio en California, Estados Unidos, según consta en escritura pública de fecha 24 de febrero de 1992, ante el notario don Víctor Manuel Correa. Su precio fue un millón de dólares. La propiedad se encuentra inscrita a fojas 755 vuelta 1.051 del Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Puerto Montt, correspondiente al año 1992.
La adquisición de este predio, igual que el de otros, se realizó al amparo de las normas del decreto ley Nº 600, sobre Inversión Extranjera.

El acuerdo del directorio de “El Bosque Pumalín Foundation”, de fecha 2 de enero de 1995, se adoptó con el objetivo de promover en Chile la defensa y la preservación del medio ambiente a través de la creación de EDUCEC.

Además, la Fundación ha efectuado otras donaciones, destinadas todas ellas al desarrollo de programas y de experimentos ambientales, los cuales se detallan a continuación:

US$50.000 a “Defensores del Bosque Chileno”. RUT.:72.702.500-6;
US$35.000 a “Radio Estrella del Mar”. RUT.: 71.888.000-9;
US$7.000 a “Radio Aisén”;
US$25.000 a “Fundación Rodelillo”;
US$20.000 a Peter Hartmann. RUT.: 7.021.808-9;
US$15.000 a academia privada en Raúl Marín Balmaceda, y US$5.000 al grupo ambientalista de Chaitén.

El señor Tompkins, a través de sociedades con las que está vinculado, ha efectuado, además, diversos aportes de carácter benéfico a las escuelas de Ancud, Huinay y Reñihué, también destinados al desarrollo de las ciencias ambientales.
Dentro de una política abierta, la Fundación se ha reunido con diferentes autoridades y académicos, a fin de dar a conocer el proyecto que pretende desarrollar.

III. Proyecto “Parque Pumalín”.

Su creación constituye uno de los objetivos primordiales de la Fundación. La superficie proyectada alcanza a 300.000 hectáreas, situadas entre Río Negro, por el norte, y Chaitén, por el sur, en un área de protección de algunos bosques que están en vías de extinción.

Para su desarrollo, se consideraron, básicamente tres factores.

El primero de ellos dice relación a la existencia de una vasta zona, comprendida entre unos 20 km más al sur de Río Negro y unos 30 km. más al norte de Chaitén, inserta en una importante zona de bosque templado-lluvioso y virgen, cuya propiedad se encontraba radicada en un número escaso de personas.

En segundo término, la zona no presenta características que permitan un adecuado poblamiento. Por el contrario, sus ecosistemas frágiles y de baja rentabilidad son también fácilmente degradables, lo que imposibilita un buen asentamiento.

Tampoco presenta aptitudes que le permitan otros tipos de explotación agrícola.
La lejanía de los centros poblados produce un factor de encarecimiento, lo que trae como consecuencia un desplazamiento de las nuevas generaciones hacia centros más poblados, como, por ejemplo, Puerto Montt.

Todo hace pensar que, dadas las especiales condiciones del paisaje, la zona pudiera ser explotada en aras del turismo, pero respetando el especial entorno y sus riquezas naturales, para, de esta manera, abrir nuevas fuentes de trabajo y lograr un desarrollo sustentable del sector.

Finalmente, se ha considerado factible acogerse al beneficio que otorga el artículo 35 de la ley de Bases del Medio Ambiente, en cuanto prescribe que: “El Estado fomentará e incentivará la creación de áreas silvestres protegidas de propiedad privada, las que recibirán el mismo tratamiento tributario que las áreas pertenecientes al sistema nacional de áreas silvestres protegidas del Estado.”

En el caso de Chile, aún se mantienen remanentes de bosques de alerce, con ejemplares a los cuales se les calculan 4.000 años de antigüedad, mezclados con mañíos, canelos, coihué, y cipreses. En ellos, se alberga una rica flora y fauna, entre la cual cabe destacar al pudú.

Las características geográficas de esta zona han protegido la mayor parte de estas especies nativas, las cuales han sido capaces de sobrevivir a las inclemencias de la naturaleza.
Su paisaje, constituido por altas montañas, valles, caudalosos ríos, estuarios, fiordos y canales ha permitido la formación de este singular entorno, el cual, con la creación del Parque Pumalín, podría ser visitado por turistas, mediante la utilización de la infraestructura que se construirá, todo ello dentro del cumplimiento de una reglamentación que asegure su preservación, quedando especialmente descartados el uso de fogatas y el manejo de desechos.

El proyecto persigue despertar en el ser humano la conciencia de la importancia que reviste la protección de la naturaleza, por el valor intrínseco que ella envuelve.

Fuera de la protección de ecosistemas terrestres, se pretende, en lo futuro, proteger, además, los ambientes marinos adyacentes a las tierras que conforman el parque, para lo cual se ha solicitado la participación del Servicio Nacional de Pesca y de sectores universitarios relacionados con el tema.

IV. La adquisición de terrenos.

Básicamente, las adquisiciones se han llevado a cabo con un número reducido de colonos.

En el principio, los compradores correspondie-ron a empresas vinculadas a Douglas Tompkins, entre las cuales se destacan las siguientes:

Comprador Nombre Predio Hectáreas Precio Pagado
Agrícola ForestalReñihué Limitada Fundo Reñihué 10.000 US$ 500,000
Bosque PumalínFoundation Rorohuentro 30.277,8 US$ 1.000,000
ECT Investment Corp. Quintupeu 31.077,5 US$ 1.180,000
Grupo Pumalín CahuelmóVododahuePillánReñihué NorteReñihué SurPumalínRefugio 18.35026.15048.35038.50056.48013.54011.699 CH$ 743.750.000
Total 274.424 Hectáreas

Respecto de las adquisiciones efectuadas por “Cuarenta Grados Sur y Compañía”, éstas se llevaron a cabo dentro del perímetro, que, según se estima, ocupará el proyecto. Estos terrenos pertenecían a personas que se habían amparado en las normas del decreto ley 2.695, de 1979, para regularizar su propiedad. Son los que se señalan a continuación.

Vendedor Ubicación Hás. Precio Pagado
1.- Juan Vargas2.- Eugenio Uribe3.- Onorio Hernández4.- Facundo Hernández5.- Norma Villarroel6.- Lucio Mondaca7.- José Jara HuinayBarranco ColoradoPta. Porcelana “A”Pta. Porcelana “B”Pta. Porcelana “C”VododahuePillán 186 CH$ 12.500.000.- 94 CH$ 12.000.000.-108 CH$ 6.000.000.-112 CH$ 10.000.000.-125 CH$ 10.000.000.- 40 CH$ 2.400.000.- 57 CH$ 2.500.000.-
TOTAL Hectáreas 722 CH$ 55.400.000.-

De las siete propiedades indicadas sólo tres se encontraban habitadas en el momento de perfeccionarse la compraventa (números 4, 5 y 6).

Fuera del precio, la empresa les ofreció otras regalías, como gastos de traslado e instalación, y les otorgó, además, el plazo de uno a dos años para abandonar los terrenos.

También, existía otro grupo de personas que habitaban dicho sector como meros ocupantes, sin título de dominio. Con este grupo, se logró un acuerdo extrajudicial.

A vía de ejemplo, se puede señalar el caso de los hermanos Peranchiguay (Adrián, Daniel y Patricia), con quienes el grupo Pumalín celebró una transacción judicial. (Se adjunta al final de este informe como documento Nº 1.)

Estas personas, si bien es cierto que no contaban con título de dominio, habían habitado la zona por muchos años. En consideración a lo anterior, se les adquirieron sus “mejoras”, lo que se perfeccionó por escritura pública ante la notaría de Chaitén, con fecha 5 de diciembre de 1994. A cambio de ellas, se les concedieron cuatro predios rústicos en la isla Quenac, por valor de 21 millones de pesos, más la suma de 10 millones de pesos.

Actualmente, según información proporcionada por EDUCEC, la mayoría de los bienes que conformarán el proyecto “Parque Pumalín” han sido transferidos a la Fundación “El Bosque Pumalín Foundation”. Se encuentra pendiente aún su proceso de inscripción, el que se espera concretar dentro de los próximos sesenta días.

Una vez finalizadas las inscripciones, “El Bosque Pumalín Foundation” procederá a efectuar las correspondientes donaciones a EDUCEC, con las siguientes condiciones:

a) Las donaciones en cuestión deberán ser eximidas del impuesto que las grava.
b) Los predios en cuestión deberán ser declarados “santuarios de la naturaleza”, de conformidad con la ley 17.288.
c) La compra del predio conocido como “San Ignacio de Huinay”.

San Ignacio de Huinay: Este predio fue adquirido el 24 de enero de 1956 a don Ernesto Barra Jarpa. Su superficie aproximada es de 34.000 mil hectáreas. Deslinda, al norte, con los cerros de cordillera que lo separan del fundo Cahuelmó; al sur, con el cerro de cordillera y río Tambor, que lo separan del fundo Bododahue; al este, con la línea divisoria de la República Argentina, y, al oeste, con el estero Comau.

La Universidad Católica de Valparaíso ha sido dueña de este predio desde el año 1956. Está ubicado en la comuna de Huailahué, provincia de Palena. Figura inscrito a fojas 125, vuelta, Nº 224, del Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Puerto Montt, correspondiente al año 1956.
En consecuencia, la Universidad Católica de Valparaíso ha poseído el predio en forma regular, ininterrumpida, con justo título y de buena fe, sin violencia ni clandestinidad por treinta y nueve años.

Uno de los temas no resueltos aún, que reviste gran importancia para la concreción del Parque Pumalín, es el que se refiere a la adquisición del predio San Ignacio de Huinay a la Universidad Católica de Valparaíso.

Se encuentra situado en medio de los terrenos que han sido adquiridos para el desarrollo del proyecto, de manera que, de no concretarse su venta, el Parque Pumalín quedaría dividido en dos.

Según antecedentes proporcionados por el propio señor Douglas Tompkins, de no materializarse la oferta de compra hecha a esa Casa de Estudios, el proyecto no se llevaría a cabo.

Es interesante dejar en claro algunos aspectos concernientes a un grupo de colonos que habitan dicha zona.

A este respecto, se debe tener presente que, como producto de un juicio reivindicatorio entablado por la Universidad Católica de Valparaíso, su propietario legal, se dictó una sentencia judicial que estableció que esas familias debían hacer abandono del lugar y que dejó sin efecto las inscripciones de dominio a favor de los demandados (Juan Vargas Márquez, Sigisfredo Villaroel Morales, Lucio Villaroel Morales, Segundo T. Inostroza Inostroza, Filomena del Carmen González Morales y José A. González Morales). (Se adjunta al final de este informe como documento Nº 2).

Dentro de la proposición que EDUCEC formuló a la Universidad Católica de Valparaíso, figura una cláusula mediante la cual, en caso de celebrarse la compraventa, deberán cederse previamente los terrenos a los colonos que han sido desalojados.

La Universidad Católica de Valparaíso asimismo, mantendrá una reserva para el desarrollo de sus proyectos académicos.

V. Sesiones celebradas por la Comisión.

a) El primer contacto con la Fundación tuvo lugar en la sesión 15ª, efectuada el día 11 de abril de 1995, a la cual asistieron los señores Douglas Tompkins, Daniel González (Presidente), Nicoló Gligo (Vicepresidente), Fernando Dougnac (Secretario) y Raúl Hermosilla (Tesorero).

La primera intervención correspondió al señor Tompkins, quien expuso y explicó una serie de diapositivas sobre diversos paisajes de Estados Unidos, Canadá y Chile, sobre reservas forestales y sobre otras áreas de interés forestal.

En dicha oportunidad, manifestó su enorme cariño hacia el pueblo de Chile y su gran interés en la preservación del medio ambiente, recalcando el estado de deterioro que habían sufrido algunas zonas, lo que comprobó mediante diapositivas que proyectó durante el transcurso de la sesión.

A continuación, intervino el señor Daniel González, en su calidad de Presidente de la EDUCEC, quien dio a conocer el proyecto sobre creación de una área silvestre protegida al amparo de lo dispuesto por el artículo 35 de la ley Nº 19.300 ley de Bases del Medio Ambiente, que textualmente señala:

“Artículo 35.- Con el mismo propósito señalado en el artículo precedente, el Estado fomentará e incentivará la creación de áreas silvestres protegidas de propiedad privada, las que estarán afectas a igual tratamiento tributario, derechos, obligaciones y cargas que las pertenecientes al Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

La supervisión de estas áreas silvestres corresponderá al organismo administrador del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

La afectación de estas áreas será voluntaria y se perfeccionará mediante resolución dictada por el organismo señalado en el inciso anterior que acoja la respectiva solicitud de su propietario, quien deberá reducir la resolución a escritura pública e inscribirla, para efectos de publicidad, en el Registro de Hipotecas y Gravámenes del Conservador de Bienes Raíces competente.

La desafectación se producirá por vencimiento del plazo, por resolución de dicho organismo, fundada en el incumplimiento de las obligaciones establecidas en el reglamento, o a petición anticipada del propietario. En los dos últimos casos, podrá aplicar una multa, a beneficio fiscal, que no excederá del monto acumulado y actualizado de impuestos y contribuciones de los que el inmueble estuvo exento en virtud de su afectación en el período correspondiente.

El reglamento establecerá los requisitos, plazos y limitaciones de aplicación general que se deberán cumplir para gozar de las franquicias, ejercer los derechos y dar cumplimiento a las obligaciones y cargas a que se refiere el inciso primero.”

El señor González expuso que la adquisición de terrenos comenzó en 1991. Se efectuó un estudio acerca de cuál sería el área que se adquiriría. Esto, en función de las características que ella debería cumplir para la realización del proyecto.

Para estos efectos, se consideró el componente poblacional y su distribución, y la conformación de la propiedad, tomando en cuenta para ello su superficie y sus características geomorfológicas. La verdad es que se encuentra dentro de los últimos remanentes de bosque de alerce en el sur de Chile, con especies de hasta 4.000 años de antigüedad. Las características de los ecosistemas terrestres y marinos otorgan una especial singularidad a la zona.

Las primeras adquisiciones se llevaron a cabo en el valle Reñihué, Vodahue, Quillán, Pumarino y Refugio. Posteriormente, se compraron treinta mil hectáreas en el valle de Rorohuentro y, por último, setecientas veinte hectáreas, que fueron compradas a lugareños que habían regularizado sus títulos en virtud del decreto ley Nº 2.695, de 1979.

Existían tres casos en que los pobladores no contaban con títulos de dominio. A ellos se les permutaron sus propiedades.

La superficie total adquirida asciende a la cantidad de doscientos setenta mil hectáreas, con una extensión de ochenta y cinco kilómetros desde su límite norte a su límite sur y un deslinde fronterizo de sesenta kilómetros.

El proyecto está concebido a largo plazo y se espera que constituya un importante polo de atracción turística en la zona. Ocupará el diecinueve por ciento de la provincia de Palena.

El Presidente de EDUCEC, comparando los efectos que producirá el proyecto en el ámbito turístico, hizo presente la importancia que reviste Torres del Paine para Puerto Natales, en cuanto a su impacto económico, que durante 1993 representó el ingreso de ochocientos cuarenta y tres mil personas, de las cuales diez mil eran extranjeras, lo que se tradujo en un aporte económico del orden de los cuarenta millones de dólares. Se estima que el aumento de turistas experimenta un aumento anual del cinco por ciento, en promedio.
Refiriéndose al proyecto propiamente tal, señaló que las características del lugar, como su clima templado-lluvioso, eran únicas en el mundo y que sólo eran comparables a ciertas zonas de Tasmania, al norte de Escocia, y de Alaska. Acotó, además, que representa aproximadamente el diez por ciento del total de la superficie de las áreas protegidas de Chile.

Hizo hincapié en que la Corporación Nacional Forestal contaba con un presupuesto anual de tres millones de dólares para la mantención de las áreas protegidas y que, con la concreción de este proyecto, se haría un aporte significativo a las áreas silvestres protegidas del país.

Destacó, asimismo, el carácter privado de esta iniciativa, la cual beneficiaría tanto a público nacional como a público extranjero.

A continuación, los señores Diputados realizaron una serie de preguntas, entre las cuales se destacan las relativas a problemas con los colonos, situación de los títulos de dominio, superposición de títulos, instalación, motivos por los cuales hasta la fecha aún no han sido traspasados los terrenos a la Fundación, sobre la proyección de la misma, tratamiento de los fondos marinos, los problemas suscitados con la empresa salmonera Fiordo Blanco y, finalmente los postulados que sustenta la denominada “ecología profunda”.

Dado lo avanzado de la sesión, el señor González (Presidente) sólo respondió las preguntas relativas a la Fundación y a los problemas que aquejan a los colonos. Las restantes interrogantes quedaron pendientes para ser respondidas en una próxima reunión.

De esta forma, tocó aspectos relativos a la relación de la Fundación con los lugareños. Destacó el estado de abandono en que éstos se encuentran, lo que origina una suerte de desconfianza hacia cualquier actividad que desarrollen afuerinos.

Refiriéndose específicamente al caso de Huinay, en el cual se sostuvieron diversas entrevistas con las personas que decían ver afectados sus derechos, en la mayoría de los casos se trata de personas que perdieron sus títulos, después de treinta años de ocupación, como consecuencia de una acción reivindicatoria interpuesta por la Universidad Católica de Valparaíso.

Expresó que la Fundación está dispuesta a analizar cada una de las acusaciones de las cuales ha sido objeto e incluso a sostener reuniones con los interesados, como, asimismo, con los señores parlamentarios.

En seguida, intervino el señor Fernando Dougnac, (Secretario), quien expresó que la finalidad de la Fundación no sería cambiada y reiteró que ella consiste en la protección de las áreas silvestres. El parque constituye uno de los proyectos que la Fundación pretende desarrollar, sin descartar otros, como, por ejemplo acciones en ayuda de la comunidad, que se han visto concretadas en conjunto con el Obispado de Ancud y donaciones para la construcción del aeropuerto de Puyuhuapi.

Negó que la Fundación esté contra el hombre y a favor de la naturaleza, por cuanto considera que esta dicotomía es absurda y que de nada sirve la naturaleza si no existieran los hombres. Precisó que se busca la armonía entre ambos elementos.

Finalmente, usó de la palabra el señor Nicoló Gligo (Tesorero), solicitó centrar la discusión del proyecto en el concepto de desarrollo sustentable para el país.

Posteriormente, la Comisión recibió por escrito las respuestas a las interrogantes que no alcanzaron a ser respondidas durante la sesión. Se incluyen en el capítulo VII de este trabajo.

b) En una segunda instancia, en su sesión 19ª, efectuada el 16 de mayo de este año, la Comisión recibió antecedentes de los Diputados representantes de los distritos correspondientes a la zona donde se ubican los predios adquiridos por el señor Douglas Tompkins.

En esta oportunidad, la Comisión contó con la asistencia de los Diputados señores Alvarado, don Claudio; Ascencio, don Gabriel; Elgueta, don Sergio; García-Huidobro, don Alejandro, y Kuschel, don Ignacio.

El Diputado señor Alvarado manifestó que su oposición al proyecto ha sido pública y que no dice relación con la creación de un área silvestre protegida. Sus inquietudes se refieren más bien a las denuncias que le han formulado los pobladores que habitan dicha zona.

Respecto de este último punto, hizo hincapié en la forma de operar de los funcionarios del señor Tompkins. En este punto, ha recibido denuncias de presiones indebidas a los pobladores para que vendan sus tierras.

Estas circunstancias, más el desconocimiento que muestran estos funcionarios de la normativa establecida en el decreto ley Nº 2.695, de 1979, sobre regularización de la pequeña propiedad raíz, han llevado a los pobladores a abrigar temores fundados.

Fuera de los problemas anteriores, los colonos se han visto privados de acceder a caminos que, dada la geografía del lugar, les resulta imprescindible utilizar para su normal desplazamiento.

En su opinión, el proyecto debería realizarse integrando a los colonos de esa zona en el parque.

Otro aspecto que trató el Diputado señor Alvarado dice relación a la seguridad nacional. Dicha zona ha sido definida como una zona de fronteras interiores, que abarca ochenta y cinco kilómetros y en la que se encuentran habilitados dos pasos fronterizos informales. Precisa que, históricamente, la zona ha sido considerada como conflictiva y que sus propósitos se centran en la apertura de canales de comunicación con los colonos.

Finalizó su intervención expresándose a favor de declarar a esa zona “santuario de la naturaleza”.

El Diputado señor Kuschel, en su calidad de representante de la comuna de Cochamó, expresó que ha tomado conocimiento de denuncias formuladas por vecinos de las localidades de Llanada Grande, Ventisquero, Segundo Corral y Huinay, todas ellas relativas a las presiones de que han sido objeto a fin de que vendan sus tierras.

Otros aspectos que abordó se refieren a la adquisición de terrenos en Huinay, proceso que se ha venido desarrollando desde hace cuatro o cinco años, y a la suspensión del transporte en barcaza. Respecto de los caminos, señaló que éstos continúan construyéndose.

Sobre el proceso de colonización propiamente tal, citó, por vía ejemplar, las zonas de Reñihué, Leptepu y Fiordo Largo, destacando la necesidad de desarrollar otras actividades, como el cultivo de peces, de algas, de mariscos, la explotación turística y la investigación científica.

Recalcó la importancia de aplicar una política nacional, a fin de poblar esa zona desde Puerto Montt hasta Punta Arenas.
El Diputado señor Silva distinguió entre el aislamiento y la desprotección de la población, aspectos que deben ser solucionados por las correspondientes autoridades.

Respecto de las presiones de que han sido objeto los colonos, observó que esto se repite en otros lugares del país y que la solución debe quedar encomendada a las corporaciones de asistencia judicial, respectivas.

El Diputado señor Girardi descartó el cuestionamiento de que inversionistas privados pretendan preservar la naturaleza, haciendo hincapié, eso sí, en que deben ceñirse a la legislación nacional vigente.

Admitió que los sectores productores de madera y de salmón han manifestado su disconformidad con el proyecto de creación de un área silvestre protegida.

El lugar donde se sitúa el área silvestre presenta mucha fragilidad desde el punto de vista ecológico, con una pluviometría cercana a los 4.000 milímetros por año, con grandes pendientes en que el recurso del bosque nativo tiene como único fin la conservación sustentable.

Destacó que, el proyecto del señor Tompkins, según lo expresado por él mismo, cumpliría estrictamente la legislación nacional y que su finalidad es establecer un “santuario de la naturaleza”.

A continuación, el Diputado señor Álvarez-Salamanca manifestó sus aprensiones respecto de los principios inspiradores de la “ecología profunda”, formulando una comparación con la situación producida en la colonia Dignidad.

En seguida, el Diputado señor De la Maza otorgó su apoyo al proyecto que pretende desarrollar el señor Tompkins, sosteniendo que los problemas aducidos son perfectamente subsanables, como es el caso de la incorporación de los colonos.

Desde otro punto de vista, el Diputado señor Navarro, recalcó la conveniencia de que la Comisión se trasladare a la Décima y Undécima Regiones, con objeto de recabar antecedentes “in situ”. Esta opinión fue compartida por la Comisión. De esta manera, se acordó realizar un viaje a la zona.

c) Cabe tener presente, además, que, durante el transcurso de la sesión 2ª, ordinaria, celebrada el día 13 de junio de 1995, se presentó a la Comisión don Oscar Barril, Presidente del Comité de Pequeños Agricultores de Vododahue. Fue recibido por los señores Diputados miembros, ante quienes expuso sus inquietudes sobre el destino que tendrían los terrenos de esta zona como consecuencia de las actividades que desarrolla la Fundación Educación, Ciencia y Ecología. Hizo entrega de un documento. (Se adjunta al final de este informe como documento Nº 3).

d) Asimismo, la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, en su sesión 6ª, celebrada el 18 de julio, recibió a la señora Directora de Bibliotecas, Archivos y Museos, doña Marta Cruz-Coke, al Coordinador de Monumentos Nacionales, don Ángel Cabezas, y al Director Metropolitano de la Corporación Nacional Forestal, don Carlos Weber, quienes señalaron que, conforme a los antecedentes reunidos, el Consejo de Monumentos Nacionales declaró “santuario de la naturaleza” los predios adquiridos en la Décima y Undécima Regiones, salvo los terrenos que ocupan seis familias de colonos en la península de Pumalín más los terrenos en que se encuentra ubicada la casa y otros recintos del señor Douglas Tompkins.

Manifestaron su opinión favorable a la decisión adoptada por el Consejo de Monumentos Nacionales, a la vez que destacaron la conveniencia de declarar a esas zonas como “parque nacional”, a fin de asegurar tanto la tesis de la conservación como la tesis de un parque abierto al público.

Al declarar una zona como “santuario de la naturaleza”, el Consejo tiene su supervigilancia y, para tal efecto, debe dictar las normas de conservación pertinentes.

e) La Comisión, en sus sesiones 5ª y 7ª, celebradas el 11 de julio y el 1 de agosto, respectivamente, se abocó nuevamente a tratar la materia objeto de esta relación. En ambos casos, la sesión fue declarada secreta, al tenor de lo dispuesto en el artículo 243 del Reglamento de la Corporación.

Concurrieron a la sesión 5ª la Ministra de Bienes Nacionales, doña Adriana Delpiano, y el Subsecretario del Interior, don Belisario Velasco.

Asimismo, en la sesión 7ª, la Comisión contó con la asistencia del Capitán de Navío señor Jaime Harris, del Oficial de Estado Mayor de la Armada señor Louis Allamand, del señor Douglas Tompkins, del señor Pedro Pablo Gutiérrez, asesor jurídico del señor Tompkins, y del señor Raúl Hermosilla, Tesorero de EDUCEC.

En razón de lo expuesto, no es posible incluir en este documento los temas allí tratados.
Sesiones 1ª y 2ª, celebradas los días 3 y 10 de octubre, cuyo objeto fue el análisis del proyecto “Parque Pumalín”.

VI. Visita inspectiva a la zona de Palena.

En cumplimiento del acuerdo adoptado en la sesión 19º, celebrada en martes 16 de mayo, la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente se trasladó el día jueves 8 de junio a Puerto Montt, con objeto de recabar antecedentes sobre la adquisición de terrenos por parte del señor Douglas Tompkins y para entrevistarse con colonos de la zona.
Concurrieron los Diputados señores Acuña, don Mario (Presidente); Navarro, don Alejandro; Solis, don Valentín; Allende, doña Isabel, como integrantes de la Comisión, y Ascencio, don Gabriel, y Alvarado, don Claudio, como Diputados por el distrito objeto de la visita, y Martínez, don Gutenberg.

La Comisión arribó al aeropuerto “El Tepual”, de la ciudad de Puerto Montt, el día jueves 8 de junio, alrededor de las 19 horas. Fue recibida por el señor Intendente de la Décima Región, don Rabindhranat Quinteros Lara, quien acompañó a los integrantes a la patrullera Cabo Morel, para posteriormente ofrecerles una cena.

El Comandante señor Reinaldo Reineke y el Subteniente don Víctor Jara procedieron a dar la bienvenida al grupo.

A medianoche, se zarpó en el buque de la Armada con destino a Chaitén.

Al día siguiente, se llevó a cabo una reunión en el “salón azul” de la Gobernación de la provincia de Palena, a la cual asistieron el Gobernador, don Eduardo Barría; el Alcalde de Chaitén, don Pietro Bastasin, y representantes de diversos sectores y pobladores.

Las exposiciones se realizaron en el siguiente orden:
El primero en intervenir fue el Gobernador, quien hizo una breve reseña de su labor y destacó que su provincia comprende 15.301,9 kilómetros cuadrados, con una población de 18.748 habitantes. Las cuatro comunas que la componen son: Chaitén, Palena, Futaleufú y Huailahué.

Refirió que el primer contacto de la Secretaría Ministerial de Bienes Nacionales y la Fundación se verificó el 11 de marzo de 1994. Participaron en él los señores Daniel González y Raúl Hermosilla, Presidente y Tesorero, respectivamente, de la Fundación, quienes expusieron in extenso sobre la conservación y la posible creación del parque, lo que ellos denominaron “proyecto”.

Sostuvo que, antes de la reunión sostenida con dichos personeros, no conocía el proyecto que pretendía llevar a cabo la Fundación, afirmación que reiteró a posteriori.

Respecto de su encuentro con el señor Douglas Tompkins, señaló que solamente había tenido oportunidad de conversar con él durante tres minutos, lapso que, obviamente, no había sido suficiente para formarse una idea cabal del proyecto.

Pasando al tema relativo a las adquisiciones de terrenos, argumentó que, existiendo acuerdo entre el vendedor y el comprador en cuanto al precio, no se habían presentado problemas. Recalcó que las compras efectuadas abarcaban alrededor del 20% del territorio situado en el sector de río Mariquita, en la comuna de Huailahué, hasta Chaitén.

Hizo especial hincapié en las acciones de hostigamiento que recibían las familias de los sectores de Casa de Pesca, Chumildén, Leptepu, Vododahue y Huinay, las que se han visto materializadas en las continuas visitas que realizan el señor Douglas Tompkins y su personal a fin de presionarlas para que vendan sus propiedades. Al mismo tiempo, según información proporcionada por los propios colonos, también se efectúan sobrevuelos en la zona, lo que es considerado por los colonos como una presión.

A continuación, usó de la palabra el Alcalde, don Pietro Bastasin, quien relató su llegada a la zona, hace más de cuarenta años, y su larga trayectoria como jefe edilicio.

Se refirió a la llegada de los antiguos colonos, a las penurias que debieron sufrir y a cómo hoy en día están siendo desplazados.

Sobre su entrevista con el señor Douglas Tompkins, relató que le había solicitado la “conversión” de esta gente, de manera de integrarla en la obra de la Fundación. Posteriormente, la reunión, que se había acordado, no tuvo lugar.

Mencionó el caso de la industria pesquera, la cual estaría siendo objeto de diversas presiones, como, por ejemplo, el cierre del camino.

Se manifestó a favor de las corrientes de defensa del medio ambiente, pero no del despoblamiento que esto pudiere provocar.

Adujo que, durante sus cuarenta años de permanencia ha podido conocer muy bien la zona, motivo por el cual solicita comprensión para las personas que la habitan, evitando las prohibiciones de que han sido objeto, sobre corte de leña, etcétera.

En lo atinente a las ventas, precisó que se han efectuado mediante los denominados “palos blancos”. Recalcó el concepto de “Patria” y el derecho que deben tener los pobladores de esos sectores para habitar libremente en ellos.

Intervino, luego, el Diputado señor Alvarado, quien tocó aspectos relacionados con los documentos dirigidos a la Gobernación Provincial, que dan cuenta de una nómina de catorce familias que manifestaron su preocupación, de siete denuncias de carácter administrativo formuladas ante la misma Gobernación y de una declaración pública hecha por pescadores artesanales, que también se han visto afectados. Aludió, además, a un oficio dirigido por los sectores de Ayacara, Buill y Puyuhuapi, en donde se afirma que el señor Douglas Tompkins pretende desarrollar un proyecto educativo que no contaría con la autorización del Departamento Provincial de Educación de Chaitén. El proyecto educativo versaría sobre innovación tecnológica y se estaría estructurando a través de conversaciones directas con los profesores, omitiéndose las exigencias y los trámites correspondientes. Se nombra a dos personas que habrían participado en el proyecto: doña Pamela Aranda y don Alex Arancibia.

El Diputado señor Martínez, don Gutenberg, consultó sobre los siguientes aspectos: número de personas nuevas que han llegado a la zona o cuántas se han instalado; número de personas que trabajan para el señor Douglas Tompkins y, desde el punto de vista legal, cuántas denuncias de ilegalidad se han planteado.

A las interrogantes anteriores, se le respondió que no habían llegado nuevas personas a la zona, que con el señor Douglas Tompkins trabajan alrededor de doce personas y que, respecto de las presiones denunciadas, éstas solamente dicen relación a acciones de hostigamiento hacia los colonos. En lo referente a las denuncias de carácter legal, se le respondió que, efectivamente, existía un caso.

A continuación, el Diputado señor Martínez, don Gutenberg, preguntó qué peticiones deseaban formular los concurrentes a las autoridades, a lo cual se le contestó que deseaban conocer el proyecto.

El Gobernador insistió en la falta de conocimiento del proyecto, lo cual dificultaba las decisiones y traía incertidumbre a la población.

En relación con los problemas de carácter social, las autoridades locales indicaron que requerían más atención de parte de las autoridades centrales, en el sentido de que se adoptaran iniciativas legales que los beneficiaran, para de esta manera sentirse parte integrante de Chile, teniendo en cuenta el escaso número de población y dada la situación geográfica y de cercanía con Argentina.

En concreto, mencionó el caso de superposición de títulos en la isla Puyuhuapi, caso en el cual se citó a don Arnaldo Gallardo, quien había adquirido su título durante el Gobierno del ex Presidente don Eduardo Frei Montalva.

A continuación, se preguntó si la comunidad acogería la idea de crear un parque o qué condiciones debería cumplir éste para ser aceptado por la población.

A este respecto, se recalcó la necesidad de integrar a la población, insistiendo en el elemento de conversión y de defensa de la soberanía, evitando el despoblamiento en la zona.

Se dieron antecedentes sobre los hermanos Peranchiguay, que habitaban en Caleta Gonzalo, quienes fueron trasladados a Chiloé, y a quienes se les prometieron tierras en la isla Quenac, en donde actualmente trabajan, pero de las cuales no son dueños.

Se inquirió, asimismo, sobre los fundamentos por los cuales hoy en día se habla de un “santuario de la naturaleza”, en vez de un “parque”, como se había hablado inicialmente.

Los parlamentarios respondieron que esto se debía a que aún se encuentra pendiente la dictación del Reglamento sobre Áreas Silvestres Protegidas, el que, con seguridad, será despachado antes del término del presente año. A ese Reglamento se deberá sujetar este proyecto, como todos aquellos que se creen con posterioridad.

El Alcalde de Chaitén, señor Pietro Bastasín, dio lectura a una carta dirigida a los miembros de la Comisión, cuyo tenor, en términos generales, es el siguiente:

“La intención del suscrito no es provocar una polémica en cuanto a la gestión propia de la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la H. Cámara de Diputados. Sin embargo, solicito, con la mayor humildad, en nombre de toda la comunidad de Chaitén, que se haga realidad la protección de los más desposeídos, resguardando sus fuentes laborales y otorgando una efectiva igualdad de oportunidades para quienes deseen invertir en la zona, contribuyendo de esa forma a superar los índices de pobreza y de cesantía.

Al informar de estos asuntos, lo hago convencido de estar cumpliendo con mi función de representante de la comunidad, defendiendo los derechos de todos los conciudadanos a quienes me debo.

Aún es tiempo de corregir los errores, a fin de que el día de mañana no tengamos que lamentarlos.”

Asimismo, se consultó si existían constancias, en los tribunales competentes, de las presiones de que supuestamente han sido objeto los colonos. La respuesta del Gobernador fue negativa. Sólo existe la tramitación de un juicio tendiente a la cancelación de una inscripción en el Conservador de Bienes Raíces de Chaitén, sustanciado ante el juzgado de letras de esa misma ciudad. La Comisión, con posterioridad, pudo comprobar la efectividad de esa información. (Se adjunta copia de las respectivas inscripciones de dominio al final del informe como documento Nº 4).

El Gobernador insistió en que todo proyecto debería ser concretado siempre al servicio de la comunidad, tanto en esa provincia como en cualquier otra zona de Chile. Se requiere poblar y no despoblar. Se necesita trabajo y no cesantía.

El Diputado señor Navarro solicitó que se oficie a la Dirección Provincial del Servicio de Salud, a fin de que informe sobre si hay denuncias acerca de la contaminación producida a consecuencia de las faenas de la empresa Fiordo Blanco y, en el evento de que se hayan efectuado fiscalizaciones, que informe, también, acerca de sus resultados.

La Diputada señora Allende, doña Isabel, formuló la misma pregunta al Gobernador, quien le respondió que existía un recurso de protección presentado por la Fundación Educación, Ciencia y Ecología, con motivo de la existencia de un vertedero donde se depositaba el material orgánico emanado de las faenas propias de la empresa salmonífera.

El Diputado señor Navarro consultó acerca de los medios de transporte utilizados en la zona y si existían subsidios estatales. El Gobernador respondió que sólo existían susbsidios para las diversas islas de la provincia. Se ha solicitado del Ministerio respectivo, el de Transportes y Telecomunicaciones, la ampliación de los subsidios. Expresa que sus costos son sumamente elevados.

Finalmente, el mismo Diputado señor Navarro requirió antecedentes respecto de la aplicación del decreto ley Nº 889, sobre subsidios e incentivos tributarios, en los últimos diez años, en la provincia de Palena.

En seguida, la Comisión recibió en audiencia pública, a la comunidad de la ciudad de Chaitén. Concurrieron a ella los señores Edgardo Espinoza Valdés, ex Gobernador de Palena; Francisco Feliú, Presidente de la Cámara de Turismo; Juan Vargas, concejal, José Miguel Fritis, empresario maderero; Nancy Guerrero Burgos, Presidenta de la Junta de Vecinos Nº 1; Silvia Gómez, Inspectora Provincial del Trabajo; Carmen Vega, vecina del lugar; Lucas Almonacid, Estela Monsalve y Juan Aguilera Álvarez.

En primer término intervino el señor Feliú, quien sostuvo que, en 1993, había denunciado la “venta ilegal de terrenos fiscales”. Expresó que, en muchos casos, el señor Douglas Tompkins adquirió mejoras construidas en terrenos fiscales.

Opinó que el proyecto no presenta ventaja alguna y constituye un freno para el desarrollo de Palena. Es más, en el evento de que el parque fuera destinado al turismo, éste sería de tipo selectivo y no traería beneficios económicos a la zona, cuyas necesidades dicen relación a la creación de fuentes productivas.

Expresó su temor al eventual cierre de la única empresa de la zona, esto es, de la empresa salmonera Fiordo Blanco, que da trabajo a ciento setenta y ocho personas y constituye la única fuente laboral, la cual en temporada alta, aumenta su dotación a doscientas ochenta personas aproximadamente.

Señaló que en varias oportunidades ha sostenido conversaciones con el señor Douglas Tompkins. Se refirió a diversas compras que éste ha hecho y, en especial, a la creación de la casa de la cultura en Chaitén.

Al respecto, tocó aspectos referentes a los principios de la “ecología profunda”, la cual considera que la naturaleza es más importante que el hombre. Sobre esos aspectos, acompañó una nota. (Se adjunta al final de este informe como documento Nº 5).

A su vez, el señor Espinoza, don Edgardo, manifestó que, durante su administración, miembros cercanos al proyecto le ofrecieron darle a conocer detalles del mismo, sin que hasta la fecha se haya concretado tal ofrecimiento.

Afirmó que tales personas persiguen el despoblamiento, lo que se contrapone a las aspiraciones de la comunidad.

Recalcó ciertas presiones ejercidas, como, por ejemplo, la explotación de madera en terrenos fiscales, lo que hacía que las personas se retiraran de los lugares aledaños.

En otro orden de ideas, hizo presente la molestia que significa para los habitantes el sobrevuelo rasante que efectúa un avión del señor Douglas Tompkins sobre las instalaciones de la industria salmonera.

Recordó unas declaraciones que efectuara a un canal de televisión, en las cuales afirmaba que difícilmente esta situación se pudiera dar en Estados Unidos, con las características con que se ha dado en nuestro país.

Sostuvo la necesidad de que se legisle en este sentido, para evitar el despoblamiento del sector austral.

Destacó que la situación de saneamiento de títulos ha sido bastante débil, pese a haberse creado una oficina provincial de Bienes Nacionales, dejando en claro la falta de un abogado que otorgue asesoría legal en estas materias.

Reiteró el desconocimiento del proyecto y criticó los postulados de la denominada “ecología profunda”.

En lo tocante al aprovechamiento de aguas, también manifiestó su disconformidad con los procedimientos utilizados por el señor Tompkins y por la salmonera para su uso.

Exteriorizó su preocupación por la suerte que correrán los empleados de dicha industria, única fuente laboral, que ha visto afectada su actividad.

El Diputado señor Alvarado hizo notar que, con fecha 1 de junio, había ingresado a trámitación legislativa una moción parlamentaria, denominada “ley Palena”, cuyo objeto es que todas las compras efectuadas por extranjeros en terrenos limítrofes cuenten con una autorización previa de S.E. el Presidente de la República, mediante decreto, con informes de los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa Nacional. Esto, porque actualmente existe una prohibición para adquirir terrenos limítrofes por parte de nacionales de esos países, norma contenida en el decreto ley Nº 1.939, de 1977.

En seguida, participó la señora Silvia Gómez, Inspectora Provincial del Trabajo, quien, en síntesis, expuso sus apreciaciones sobre aspectos laborales relativos a las escasas fuentes de trabajo y a las bajas remuneraciones.

Manifestó su preocupación ante el eventual término de la única empresa que proporciona trabajo en la zona.

A continuación, hizo uso de la palabra el señor José Antillanca, Vicepresidente de la Junta de Vecinos La Pincoya, quien destacó los problemas habitacionales y de cesantía, debidos al aumento de la población.
En seguida, habló el señor Arnaldo Gallardo, colono que enfrenta un problema de superposición de títulos respecto de su propiedad en la isla de Puyuhuapi, actualmente sometido al conocimiento de la justicia. Recalcó que su título data del año 1950.

Luego, intervino don José Miguel Fritis, empresario maderero, quien desarrolló una extensa exposición sobre las necesidades de la zona y sobre la dura lucha que deben enfrentar sus habitantes, debido a la falta de energía y a la lejanía de los centros poblados más importantes, con el consiguiente encarecimiento de los servicios básicos.

Hizo presente sus aprensiones sobre el proyecto, destacando los problemas que se le han generado a la empresa Fiordo Blanco.

Expresó que Argentina ha otorgado mejores beneficios a sus connacionales que habitan zonas extremas. Mencionó por ejemplo, el valor de la bencina, comparativamente más barata que la chilena.

Aportó numerosos antecedentes relacionados con las actividades desarrolladas por el señor Douglas Tompkins en el sector, sobre todo respecto de las acciones que impiden el tránsito normal de personas por caminos que siempre habían sido públicos, como, asimismo, acerca del problema de despoblamiento que se ha ido generando como consecuencia de la adquisición de terrenos, lo que estima en un número de 600 personas.

Don Juan Aguilera, colono, relató que se vio obligado a vender y que en ese momento se encontraba tramitando una solicitud para regularizar la titularidad en el dominio de su propiedad. Expresó que vendió las mejoras, equivalentes a 300 metros cuadrados, recibiendo 40 pesos por metro cuadrado, en circunstancias que el señor Tompkins inscribió una extensión mayor, equivalente a 100.000 metros cuadrados.

El Diputado señor Navarro requirió antecedentes sobre la adquisición de terrenos en similares condiciones en Argentina y sobre la existencia de alguna oficina de Bienes Nacionales en la zona.

Se le respondió que se ha tomado conocimiento de adquisiciones en la vecina República por parte de una empresa vinculada al empresario norteamericano y que ellas fueron inscritas a nombre de la Fundación Vida Silvestre.

Al consultar acerca del precio de mercado de la hectárea de terreno, se le contestó que ésta alcanza al valor de 100 mil pesos.

Los mismos mecanismos de compra se están utilizando en Futaleufú y Palena, o sea, se está presionando a las personas para que vendan, argumentando la próxima construcción de la represa. Entre las personas que gestionan estos negocios, se mencionó a los señores Sandor y Alvarado.

Se dijo que el precio de mercado es muy diferente del que se ha pagado, lo que en algunos casos podría constituir lesión enorme.

Abundando sobre la materia, intervino el señor Fritis, quien lamentó el desconocimiento y falta de información sobre los proyectos de saneamiento de títulos, como, asimismo, la falta de personal en la Oficina Provincial de Bienes Nacionales.

Sobre este último aspecto, intervino don Rodrigo Contreras, Director Provincial de la Oficina de Bienes Nacionales, quien narró a la Comisión la dificultad que tiene esta oficina para desempeñar sus funciones, debido a la falta de profesionales para el desempeño de las funciones propias de este servicio.

Sostuvo que la mayoría de la tierra es fiscal y lo más preocupante es la carencia de un catastro que dé cuenta de los terrenos fiscales.

Se ha intentado sanear un número importante de títulos, que llegan a 600 en la actualidad.

En cuanto a las zonas adquiridas por el señor Tompkins, expresó que el Ministerio tiene objeciones respecto de las compras efectuadas en dos sectores, uno en la isla de Puyuhuapi y el otro en Rorohuentro, antecedentes que actualmente se encuentran para ser conocidos por el Consejo de Defensa del Estado.

Al referirse a la institución de las llamadas “mejoras”, aseveró, que ha recibido órdenes expresas para no considerarlas. Hoy en día, existe una prohibición en tal sentido.

El Diputado señor Ascencio requirió las razones que den fe del abandono de, por lo menos, 600 personas, como consecuencia del proyecto. Al respecto, no se obtuvieron respuestas concretas. Hubo tan sólo afirmaciones débiles y sin mayores fundamentos.

Terminada la audiencia, la Comisión se dirigió al juzgado, donde se entrevistó con la magistrada subrogante, señora Carmen Ojeda, quien ejerce, además, el cargo de notaria y Conservadora de bienes raíces.

La magistrada se refirió al caso del señor Gallardo, ya mencionado, que es el único de superposición de títulos que se ventila en dicho tribunal. La Comisión pudo conocer materialmente el expediente y constatar la efectividad de los hechos denunciados.

Asimismo, la jueza recordó que, hasta 1960, tenía jurisdicción sobre la provincia el Conservador de Bienes Raíces de Achao, lo que dificultaba el correcto historial de la propiedad raíz de la actual provincia de Palena.

Expresó que, en su calidad de Conservadora de bienes raíces, no puede negarse a inscribir un título aparentemente válido. En caso de objeciones, debe ser la justicia ordinaria la que dirima la disputa suscitada.

Hizo presente que, en el caso del señor Gallardo, éste cuenta con asesoría legal, prestada por un abogado de Puerto Montt.

Finalizada la entrevista, la Comisión agradeció la atención dispensada por la magistrada.

A continuación, se dirigió al embarcadero para dirigirse a Reñihué, lo cual no fue posible, debido a las condiciones climáticas imperantes durante la tarde del día viernes 9. Además, se acordó dejar sin efecto la visita que se realizaría por tierra a Caleta Gonzalo.

Al día siguiente, a partir de las 8 de la mañana, la comitiva parlamentaria procedió a trasladarse al sector de Reñihué, con objeto de visitar la salmonera “Fiordo Blanco” y los recintos de la Fundación Educación, Ciencia y Ecología.

Tras trasladarse en lanchas, facilitadas por la empresa salmonera, se tomó conocimiento “in situ” de las instalaciones, a la vez que se sostuvo una reunión con los trabajadores, quienes, en síntesis, manifestaron su preocupación por la suerte que pudiere correr dicha empresa, a causa de las acciones ejercidas en contra de la misma por parte de personas vinculadas al empresario norteamericano.

Interrogados sobre temas que los pudieran afectar, una trabajadora expresó que, en reiteradas oportunidades, había tenido problemas para transitar libremente por un camino aledaño, por cuanto en múltiples ocasiones se encuentra cerrado.

Los trabajadores ponderaron su fuente de trabajo, dando testimonio de sus remuneraciones, días feriados, modos de vida, niveles educacionales y lugares de procedencia, a la vez que mostraron inquietud por los problemas que aquejan a la empresa.

Subrayaron que, en caso de cierre, la cesantía aumentaría de modo considerable, por cuanto no existen otras fuentes de trabajo.

Finalizada la reunión, algunos trabajadores se acercaron a los parlamentarios para manifestarles sus preocupaciones de manera más abierta, aunque eran más o menos las mismas que habían exteriorizado anteriormente.

El administrador general describió a la delegación aspectos relacionados con el vertedero que mantenía la salmonera a cuatro kilómetros de las instalaciones centrales, el que recibía el material orgánico emanado de las actividades propias de la empresa y que debió ser cerrado como consecuencia de un recurso de protección interpuesto en su contra por parte de la Fundación.

Actualmente, la empresa deposita sus residuos en un lugar más alejado, lo que le ha traído un alza en sus costos de producción.

Se sostuvo que el número de trabajadores ascendía a 150, el que aumentaba a 240 en tiempos de cosecha.

Alrededor de las 10:30 horas de la mañana, la Comisión finalizó las entrevistas y se dirigió a los recintos de la Fundación.

Allí, fue recibida por el administrador de la escuela, don Carlos Alvarado, quien hizo una breve reseña de la labor desarrollada en dicho lugar, permitiendo a los integrantes recorrer diversas instalaciones, como la escuela, los invernaderos y la propia casa del señor Douglas Tompkins.

Interrogado sobre la denuncia efectuada por una trabajadora respecto del cierre del camino, respondió que se trataba de un camino privado y que así había sido resuelto por la justicia. Hizo hincapié en que la prohibición de paso afectaba solamente a vehículos y que, además, existían caminos alternativos. Insistió en el carácter privado del camino.

Respecto del proyecto en el área educativa, señaló que contaban con ocho alumnos, los cuales recibían una educación personalizada y dirigida a la defensa de la naturaleza, actividades de apicultura, turismo, música, pesca, deportes, etcétera.

Afirmó que la escuela se encuentra adscrita a los programas del Ministerio de Educación, según consta de la resolución ministerial que exhibió y que, además, cuenta con asistencia médica.

Consultado sobre aspectos presupuestarios, indicó que el mantenimiento mensual de la escuela ascendía a dos millones y medio de pesos, los que eran totalmente financiados por la Fundación.

Respecto de la acusación que le formulara la Inspectora del Trabajo, reconoció que, efectivamente, le fue cursada una multa, por no haber tenido a la vista el libro de registro de trabajadores.

De esta manera, la Comisión tomó conocimiento de las actividades desarrolladas en el recinto y procedió a concluir su visita.

Con posterioridad, el señor Fernando Dougnac, abogado de EDUCEC, realizó una visita a los miembros de la Comisión, quienes en ese momento se encontraban a bordo de la patrullera. Se excusó por no haber podido estar presente en la visita a los recintos de la Fundación.

Finalmente, luego de expresar los agradecimientos al señor Comandante del buque Aspirante Morel de la Armada de Chile y a su destacada tripulación, el señor Presidente procedió a hacerle entrega de una medalla recordatoria de la H. Cámara de Diputados.

Asimismo, durante la visita, la Comisión contó con la valiosa colaboración de un equipo de periodistas, integrado por don Antonio Quinteros, de Televisión Nacional de Chile, y don Pablo Hernández, de Canal 13, con sus respectivos equipos de camarógrafos, y don Javier Galaz, periodista acreditado en el Congreso Nacional, quienes cooperaron activamente con el trabajo desarrollado.

La Comisión regresó a Santiago, dando así por finalizada su visita inspectiva a la provincia de Palena.

Se hace constar que el itinerario original tuvo que ser modificado. La visita que se había programado realizar a San Ignacio de Huinay, se dejó sin efecto, por las malas condiciones climáticas imperantes durante el viaje.

VII. Respuesta a interrogantes formuladas durante la sesión 15ª, efectuada el 11 de abril de 1995.

Con fecha 17 de agosto, se recibieron de EDUCEC las respuestas a las interrogantes formuladas por los señores Diputados durante el transcurso de la sesión 15ª, realizada el 11 de abril de 1995, que se transcriben a continuación.

“1.- ¿La Fundación Educación, Ciencia y Ecología sólo adquirió propiedades de los privados o también del Estado? En el evento de que se hayan adquirido bienes fiscales, ¿en qué año aconteció?
Ni la fundación EDUCEC, ni el Sr. Tompkins, ni las sociedades o entidades vinculadas a éste han adquirido bienes directamente del Estado.

2.- ¿Cuál es la figura jurídica en virtud de la cual se creó el área silvestre protegida? ¿Lo es en virtud del artículo 35 de la ley Nº 19.300, sobre Bases del Medio Ambiente?
Se encuentra pendiente, a contar del 28 de abril de 1995, la declaración de todos y de cada uno de los predios que conforman el Parque Pumalín como “santuario de la naturaleza”, todo ello al amparo del artículo 31 de la ley 17.288. La ley sobre Bases de Medio Ambiente carece de aplicación, por cuanto hasta la fecha no se ha dictado el reglamento correspondiente. Naturalmente, los bienes que se transfieran a la Fundación EDUCEC podrían quedar acogidos a las disposiciones de la ley 19.300 y a su reglamento en el entendimiento de que este último sea coherente con el destino que ha de darse a dichos bienes y represente para la Fundación EDUCEC ventajas comparativas mayores que el “status” de “santuario de la naturaleza”.

3.- ¿Cómo se garantiza que el objeto de la Fundación va a estar sometido al régimen consagrado en el artículo 35 de la ley Nº 19.300?
El objeto de la Fundación, según sus estatutos es el siguiente:
a) La conservación del bosque nativo, a través de la creación de áreas forestales protegidas;
b) Comprar o adquirir bosques, especialmente nativos del tipo templado -lluviosos, para mantenerlos bajo protección y conservación, así como reforestar los sectores dañados;
c) Mantener, proteger y conservar ecosistemas o predios forestales, sean éstos propios o de terceros, especialmente dentro del concepto de áreas protegidas, permitiendo cierto grado de uso periférico principal en actividades científico-educativas, de forma de permitir que sean estudiados y visitados en su perímetro, dejando intactas las áreas de protección interiores, a fin de contar permanentemente para las señaladas actividades educativas y científicas con una importante masa boscosa virgen, definida sólo por factores biológico-naturales;
d) Difundir y promover la conservación del bosque nativo, educar sobre las medidas adecuadas a este propósito y, en general, colaborar en la creación de un ambiente favorable al cuidado y preservación forestal y a la ampliación de la conciencia ecológica. La Fundación no persigue ni se propone fines de lucro, ni vender, enajenar, explotar comercialmente o manejar en forma destructiva los bosques que sean de su dominio o que le sean entregados por terceros para su cuidado o administración. Tampoco desarrollará actividades de carácter sindical, político-partidario u otras ajenas a las señaladas precedentemente.

A su vez, los contratos de donación de los distintos predios que conforman el parque contendrán cláusulas específicas de carácter “modal”, en virtud de las cuales a la Fundación EDUCEC sólo le estará permitido destinar dichos bienes a la conservación y preservación, no pudiendo realizar actividades comerciales con respecto a los mismos, venderlos, hipotecarlos, gravarlos, explotarlos, efectuar lotes, ni desprenderse de su administración.

4.- ¿Se puede garantizar, jurídicamente, que el área silvestre estará por siempre sometida a la legislación que permitió su creación?
Tanto el objeto específico de la Fundación como las “modalidades” de los contratos de donación tienen o tendrán, en su caso, carácter permanente y son de duración indefinida. Dicho objeto y modalidades son más detallados y específicos que la actual legislación sobre “santuarios de la naturaleza”.

5.- ¿Por qué la Fundación, se ha negado a la permanencia pese a que defiende con tanto ahínco otros componentes del medio ambiente, a que los colonos permanezcan en ese lugar? ¿La permanencia de los colonos produciría deterioros en el área?
La Fundación no ha negado la permanencia de los colonos existentes en la zona. Por el contrario, tanto El Bosque Pumalín Foundation como la Fundación EDUCEC han declarado formalmente que respetarán todos y cada uno de los títulos de dominio que ostentan los colonos existentes en la zona. Al mismo tiempo, han ofrecido al Supremo Gobierno colaborar con el Ministerio de Bienes Nacionales en el otorgamiento de títulos definitivos a aquellos colonos con solicitudes pendientes, como también el otorgamiento de títulos a aquellas personas que, no teniendo solicitudes pendientes, reúnan los requisitos que exige el decreto ley 2.695. Lo anterior no obsta a que tanto El Bosque Pumalín Foundation como la Fundación EDUCEC en aquellos casos en que detecten que existe tala ilegal de árboles, bota de desperdicios o basuras u otros actos atentarios a las normas vigentes sobre medio ambiente, denuncien estos hechos ante las autoridades correspondientes e insten por el cumplimiento de la legislación.

6.- ¿Cuántos juicios mantiene la Fundación en contra de los colonos? En el evento de que esos juicios existan, ¿cuáles son las razones que los provocaron y el estado de los mismos?
En la actualidad, no existe ningún juicio entre la Fundación EDUCEC y/o El Bosque Pumalín Foundation (o sus antecesores en el dominio de los predios) con colonos u otros habitantes de la zona. La Sociedad Agrícola Forestal Reñihué Limitada mantiene diversas controversias con la Pesquera Fiordo Blanco S.A., que, evidentemente, no tiene la calidad de colono.

7.- ¿Cuántos juicios mantiene la Fundación en contra del Fisco? Si estos se están tramitando, ¿cuáles son las razones que los provocaron y su actual estado?
Ni El Bosque Pumalín Foundation ni la Fundación EDUCEC ni las restantes sociedades mantienen juicios con el Fisco, sea en calidad de demandante o demandado.
Existe, no obstante, un recurso de protección pendiente, interpuesto por la Sociedad Agrícola y Forestal Reñihué Limitada (sociedad vinculada al Sr. Tompkins) respecto de un contrato celebrado por el Secretario Regional Ministerial del Ministerio de Bienes Nacionales con la Pesquera Fiordo Blanco S.A. y que dice relación al arrendamiento a esta última de un terreno o espacio de playa en el fiordo Pillán. En dicho recurso se plantea la carencia de facultades por parte del citado Secretario Ministerial para arrendar dicho terreno.

8.- ¿Es verdad que la Fundación, en las escrituras de compraventa, desconoce la soberanía nacional, al señalarse que el decreto ley 2.695 no tiene mérito alguno?
Acerca del respeto a los títulos otorgados bajo el decreto ley 2.695, nos remitimos a la respuesta dada a la pregunta Nº 5. Es efectivo que en una de las escrituras de compraventa, se señala que el decreto ley 2.695 es, en opinión de sus otorgantes, inconstitucional. Esta declaración fue una exigencia de los vendedores de dicho predio, que no estaban en condiciones de garantizar que, dentro de los deslindes de las propiedades vendidas, existieran o no existieran colonos que hubieren obtenido títulos bajo el D.L. 2.695. De más está agregar que existen varios fallos de la Excelentísima Corte Suprema de Justicia que han declarado inconstitucional el mencionado decreto ley, lo que, por cierto, no afecta a la soberanía nacional. No obstante, la Fundación EDUCEC y el Sr. Tompkins consideran que, si se cumple con todos los requisitos que señala el citado decreto ley, éste constituye un valiosísimo elemento de justicia social y pacificación, razón por la cual se respetarán todos los títulos obtenidos por los colonos de la zona.

9.- ¿Es efectivo que la Fundación no permitirá la construcción de obras de infraestructura (caminos, accesos a la República Argentina, etcétera) en el área?
La construcción de obras de infraestructura es resorte de la autoridad pública, la cual posee facultades expresamente reconocidas por las leyes vigentes para construir caminos, puentes u otras obras de infraestructura, incluidos los accesos a la República Argentina, etc. Naturalmente, El Bosque Pumalín Foundation y la Fundación EDUCEC reconocen y están conscientes de la existencia de dichas facultades y prerrogativas, a las cuales, obviamente, nadie puede oponerse.
Lo anterior no obsta, sin embargo, a que, en su oportunidad, la Fundación EDUCEC o El Bosque Pumalín Foundation hagan valer a la autoridad correspondiente, en forma respetuosa y con los antecedentes del caso, su opinión o sugerencias respecto de la forma en que habrán de realizarse algunas de las obras, los trazados de las mismas, etc., todo ello con el ánimo de preservar el medio ambiente y el ecosistema existente en los lugares en donde se requiera hacer alguna intervención.

10.- ¿La Fundación fomentará la introducción de pobladores israelitas, con objeto de crear una República denominada Andin?
Ni El Bosque Pumalín Foundation ni la Fundación EDUCEC tienen o han tenido contactos con etnias o grupos de ninguna naturaleza, que pretendan trasladarse a la zona para poblar las áreas comprendidas dentro o fuera del Parque Pumalín. Ignoramos el significado de la “República Andin” o los antecedentes que puedan haber dado lugar a formular esta pregunta. Sin embargo, hacemos presente que, por la forma como está formulada la pregunta, podría referirse a un claro contenido antisemita. Tanto el Sr. Tompkins como la Fundación EDUCEC rechazan categóricamente cualquiera discriminación basada en la raza, sexo o religión de las personas.

11.- ¿Por qué razón hasta la fecha, no han sido traspasados a la Fundación los terrenos que han sido adquiridos?
En la actualidad, la casi totalidad de los bienes que conforman el proyecto del Parque Pumalín pertenecen a la fundación norteamericana denominada El Bosque Pumalín Foundation, encontrándose pendiente la inscripción de una parte substancial de dichos bienes a nombre de dicha Fundación, lo que se espera que ocurra dentro del curso de los próximos sesenta días. Una vez inscritos todos los predios a nombre de El Bosque Pumalín Foundation, ésta estará en situación jurídica de proceder a donarlos a la Fundación EDUCEC.

12.- ¿Cuál va a ser el funcionamiento de la Fundación y su prolongación en el tiempo?
La Fundación EDUCEC tiene carácter indefinido, está compuesta por un directorio de siete miembros, entre los cuales no podrá haber más de dos extranjeros, los que duran dos años en sus funciones y a quienes se reelige o reemplaza por un sistema de autogeneración. En la actualidad, sus siete directores son chilenos, siendo presidida por el Obispo de San Carlos de Ancud, Monseñor Juan Luis Ysern.

13.- ¿Tuvo la Fundación, antes de la compra de los terrenos, contactos con las autoridades nacionales y regionales?
Entendemos que esta pregunta está referida al Sr. Tompkins puesto que, hasta la fecha, la Fundación EDUCEC no es propietaria de predios. En cuanto al Sr. Tompkins, debemos señalar que el proyecto de creación del Parque Pumalín le fue explicado en su oportunidad tanto al Secretario Ejecutivo del Comité de Inversiones Extranjeras como a personeros de diversos Ministerios, incluidos el Ministro de Bienes Nacionales, el Intendente Regional y otras autoridades de la administración del Gobierno del ex Presidente Aylwin.

14.- ¿Cuál es el verdadero proyecto que la Fundación pretende desarrollar en Chile? ¿El proyecto será ampliado?
El Parque Pumalín es aquel que se encuentra definido perimetralmente en la solicitud de declaración de “santuario de la naturaleza”. (Se adjunta plano al final de este informe como documento Nº 6). Inmediatamente después de adquirido el fundo Huinay por parte de la Fundación EDUCEC se pretende que el mismo sea también declarado “santuario de la naturaleza”.
Es la intención de la Fundación EDUCEC que el parque tenga similares características al parque nacional Torres del Paine y que su creación fomente el eco-turismo en la zona, con sus previsibles consecuencias de desarrollo para la industria turística.
Los detalles sobre las características del parque son parte de un estudio o anteproyecto que será entregado en los próximos días al Supremo Gobierno. Simultáneamente con ello, haremos llegar a ustedes una copia de dicho documento. (Se adjunta al final del informe como documento Nº 7).
En todo caso, la Fundación EDUCEC está vivamente interesada en incorporar a los colonos del sector dentro de las actividades de manejo del Parque Pumalín, ya sea en forma directa (empleador) o indirecta (prestación de servicios).

15.- ¿Es efectivo que el Sr. Douglas Tompkins, en los Estados Unidos, contribuye a financiar fundaciones que propician el aborto? Finalmente, en relación al mismo punto, ¿cuál es la posición del Sr. Tompkins respecto del aborto?
Como cuestión previa, debe señalarse que el proyecto de creación del Parque Pumalín no tiene relación alguna con el tema del aborto, pues, como parece obvio, se trata de cosas absolutamente diferentes. No obstante, y con el ánimo de dar respuesta a las inquietudes de esa Comisión, quisiéramos destacar que la posición del Sr. Tompkins y de su señora respecto del aborto se encuentra claramente precisada en la publicación hecha en el diario “El Llanquihue” de fecha 26 de abril de 1995, la cual se transcribe a continuación.
“En relación con los ataques que ha sufrido la Fundación Educación, Ciencia y Ecología y el matrimonio formado por don Douglas Tompkins y Sra. Kris Mc Divitt de Tompkins; y la Fundación Norteamericana Deep Ecology (Ecología Profunda), se ha considerado necesario emitir el siguiente comunicado de prensa:
Acerca del tema del aborto:
Fundación Educación, Ciencia y Ecología:
Las áreas de actividades de la Fundación están claramente expuestas en sus objetivos y estatutos, escapando de su esfera de actividades este tipo de pronunciamiento.
La Fundación no tiene ninguna posición acerca de este tema, aparte de estar los miembros de su Directorio, obviamente, en contra del aborto.
Las posiciones personales del Sr. Douglas Tompkins y de la señora Kris Mc Divitt de Tompkins:
Douglas Tompkins y Sra. están categóricamente en contra del aborto y creen que nadie puede pensar que éste es un método deseable. Resulta peligroso, psicológicamente traumático y genera profundos conflictos morales. (como visitantes en este país, sin ser ciudadanos chilenos, y sabiendo que este es un tema altamente polémico, no lo han discutido con nadie).
Al ser interrogados sobre la materia por el Diputado Sr. García Huidobro, de la Comisión del Medio Ambiente de la Cámara, no se negaron a responder sobre ello, sino que esto surgió al final de la sesión y ya no hubo tiempo de contestar. Sin embargo, están dispuestos a reiterar sus opiniones cuando los señores Diputados así lo dispongan.
El señor García-Huidobro y/o sus asociados han informado mal a la opinión pública acerca del contexto de la así llamada “negativa de Tompkins a responder sobre el tema del aborto”. En esa oportunidad, varios otros congresales expresaron sus objeciones acerca de lo inapropiado de las preguntas del señor García-Huidobro, destacando que eran irrelevantes en el contexto de la conversación que se estaba llevando en el seno de la Comisión. Ésta versaba sobre el proyecto de reserva ecológica que la Fundación está realizando en Palena, Décima Región.

Acerca del tema planificación familiar y demografía:
Fundación Educación, Ciencia y Ecología:
La Fundación no tiene posición acerca de este tema, ya que éste está totalmente fuera de sus áreas de competencia, que son, principalmente asuntos medioambientales y de conservación de la naturaleza.
La posición del Sr. Douglas Tompkins y de la Sra. de Tompkins:
Ambos piensan que la paternidad responsable es un tema importante. Sin estar al tanto de las políticas oficiales sobre este aspecto, creen que los chilenos también piensan que la ya referida paternidad responsable es un tema de la mayor relevancia.
Se han enterado de que en Chile hay una preocupación por los asuntos demográficos en general y por la necesidad de discutir estos temas. Prueba de esto es que Chile estuvo presente en la Conferencia Mundial de Población, en El Cairo.
El señor Tompkins y Sra. están muy conscientes de que la problemática poblacional es controvertida y que genera antagonismo. Las soluciones para estos problemas, donde ellos existen, en su opinión, deberían ser formulados tomando en cuenta la moral, la dignidad humana, factores históricos, sociales, espirituales y culturales.
Por no ser ciudadanos chilenos, no pueden opinar sobre un tema que afecta directamente la conciencia y la vida de las familias de este país. Son ellos los únicos que, ante el tribunal informado de su conciencia, deben, de buena fe, decidir qué hacer. Por ello, estos tópicos jamás han sido discutidos por el Sr. y la Sra. Tompkins en Chile.
En Norteamérica, han sostenido la opinión de que es la pareja la que debe responsablemente decidir sobre su paternidad y maternidad.
Piensan que el hombre debe emplear toda su inteligencia en abordar la cuestión con técnicas absolutamente respetuosas de ese don divino que es la vida.
Lo anterior no es obstáculo a que hayan podido constatar que la tendencia mundial, de la cual Chile no está excluido, es que las familias tengan menos hijos. Esto podría significar que, de continuar esta inclinación, la población del planeta disminuirá. Las consecuencias que de ello derivan escapan de sus deseos o posibilidades.

La posición de la Fundación Deep Ecology (Ecología Profunda) en EE.UU.:
Desde un punto de vista meramente empírico, la Fundación Deep Ecology ha constatado que, de continuar la forma dispendiosa como la actual población de la Tierra trata sus recursos, se corre un serio riesgo de que colapsen las disponibilidades de sustento de la vida en nuestro planeta.
Esta Fundación piensa que el ser humano debe usar su capacidad de reflexión para que, a través de medios moralmente legítimos, limite, dentro de este contexto, su tasa de natalidad.
Ello, hasta que las circunstancias varíen de forma tal que las futuras generaciones puedan gozar de un modo de vida digno.
Esta proposición, que coincide con la inquietud que han manifestado las más altas autoridades del mundo, debe ser objeto, para que sea legítima, de un debate respetuoso, reflexivo y sincero dentro del marco moral anteriormente enunciado.
El apoyo económico que la Fundación Deep Ecology ha otorgado a algunas organizaciones norteamericanas defensoras de la dignidad humana siempre ha estado informada dentro de este contexto, sin que represente un apoyo directo o indirecto a medios que le producen repugnancia, como es, por ejemplo, el aborto. Con todo, esos aportes de dinero sólo representan una pequeña parte del presupuesto de la Fundación Deep Ecology de California, ya que sus principales intereses están claramente definidos en el área medioambiental.
La Fundación Deep Ecology no apoya en Chile a ninguna organización que trabaje en planificación familiar o a otra organización relacionada con problemas demográficos.
Es importante destacar que la Fundación Deep Ecology no tiene ninguna filial ni corresponsal en Chile.
Finalmente, la opinión pública debe saber que la única razón por la cual la Fundación Educación, Ciencia y Ecología y el matrimonio Tompkins se ven en la obligación de abordar estos tópicos, absolutamente ajenos a su quehacer en Chile, obedece a la necesidad de responder mal-intencionados ataques, que sólo pretenden hacer fracasar el proyecto de rescate y protección de los últimos bosques templados de Chile.”
Finalmente, quisiéramos reiterar que las fundaciones vinculadas al Sr. Tompkins han hecho donaciones y contribuciones a cientos de fundaciones, corporaciones u ONG´s cuyas actividades y objetivos principales no tienen que ver con el tema del aborto.
Sin embargo, es posible que alguna de estas fundaciones u ONG que haya recibido alguna contribución forme, a su vez, parte de algún movimiento que pretenda uniformar la legislación de los diversos Estados que conforman la Unión en Estados Unidos en base a la doctrina “pro choice”. En todo caso, las donaciones que se les han efectuado no han tenido en ningún momento, dicha finalidad específica.

16.- ¿Cómo la Fundación tratará el tema de los fondos marinos?
La creación de parques marinos, para la que se requiere el otorgamiento de concesiones sobre los fondos marinos en la zona aledaña a los predios que pertenecerán a la Fundación EDUCEC, está sujeta a las prerrogativas de la autoridad. No obstante, se hace presente que la Fundación EDUCEC desearía, a pesar de que ello escapa de su objeto específico, que las autoridades, luego de realizados los estudios del caso, crearan un parque marino en la zona, lo que es, por lo demás, coherente con el tratado de Río de Janeiro sobre biodiversidad, del cual la República de Chile es parte.

En cuanto a las interrogantes o denuncias contenidas en la cinta de video.

Hace pocos días, hemos recibido de esa Comisión una copia de un video en el cual se contienen diversas acusaciones respecto del proyecto del Parque Pumalín y/o del Sr. Douglas Tompkins, al cual se hiciera alusión en la reunión de fecha 1 de agosto pasado. (El video fue proporcionado a la Comisión por el señor Alvarado; encontrándose a disposición de los señores Diputados, como documento Nº 8).
Al respecto, y como comentario general, podemos señalar lo siguiente:
Se ignora la fecha de la confección del video; pero, por las condiciones climáticas que se observan, se presume que éste fue realizado durante el primer cuatrimestre del año en curso. El video contiene algunas declaraciones de personas que se han sentido afectadas por el proyecto, como, asimismo, comentarios y afirmaciones de una voz en “off” que revelan una clara antipatía al proyecto y presentan una visión sesgada del mismo, aun cuando su formato pareciera ser de total independencia.
Desde luego, se echan de menos en dicho video declaraciones que puedan haber sido prestadas por las personas vinculadas al proyecto que allí se mencionan, oportunidad en la cual ellos pudieron haber formulado sus descargos; declaraciones de los propietarios de predios o colonos que están actualmente a favor del proyecto, etc. Sin perjuicio de lo anterior, nos haremos cargo de lo que, estimamos, constituyen las tres principales acusaciones que se contienen en el video:

a) Situación de los pobladores de Huinay.
En la entrevista que se realiza a algunos pobladores del predio Huinay, éstos hacen valer su inquietud ante la eventual compra de dicho predio por parte de la Fundación EDUCEC, pues temen ser lanzados de la zona.
Sobre este particular, debe reiterarse, una vez más, que fue su actual propietario, la Universidad Católica de Valparaíso, quien demandó y obtuvo ante los tribunales de justicia la cancelación de los títulos de dominio de las cinco o seis familias que habitan en dicho predio. Naturalmente, el resultado de esta sentencia adversa causó conmoción entre los colonos de Huinay, a los que han hecho creer que, de transferirse el predio a la Fundación EDUCEC, esta última simplemente instará por el cumplimiento del fallo y obtendrá el lanzamiento de los colonos que allí habitan. Igual temor han manifestado diversos otros colonos existentes en la zona, que también cuentan con títulos de dominio otorgados bajo el amparo del D.L. 2695 que temen verse expuestos a situaciones jurídicas similares a la de los colonos de Huinay.

Sobre esta materia, debe puntualizarse lo siguiente:
i) En las negociaciones sostenidas por los personeros de la Fundación EDUCEC con la Universidad Católica de Valparaíso se le ha manifestado a dicha Corporación que, previamente a la adquisición del fundo por parte de EDUCEC, deberá dicha Corporación restituir los títulos de dominio a los colonos que se vieron despojados de los mismos a raíz de la sentencia judicial dictada a favor de la Universidad. Este hecho, al parecer desconocido por los colonos de la zona, consta a las autoridades universitarias y a otras autoridades regionales y ha sido, desafortunadamente, omitido en las declaraciones formuladas por los detractores del proyecto. Para evidenciar la veracidad de esta situación, acompañamos adjunto un certificado emitido por el Secretario General de la Universidad Católica de Valparaíso, en el cual hace expresa mención de la circunstancia de que la solución de los títulos de los colonos es exigencia previa de la Fundación EDUCEC para la materialización de la eventual venta del fundo Huinay a la Fundación EDUCEC. Debe precisarse, además, que la Universidad se ha mostrado, en todo momento, favorable a proceder a tal restitución de títulos, razón por la cual las preocupaciones que demuestran los colonos obedece más bien a una clara desinformación de éstos sobre su futura situación.

La Fundación EDUCEC, de acuerdo a sus estatutos, no está en condiciones de vender terrenos a terceros, razón por la cual la solución del tema de los colonos debe ser anterior o simultánea a la venta y, en ningún caso, posterior a ésta.
ii) La adquisición por parte del Supremo Gobierno del predio Huinay con el propósito de resolver el problema de los títulos de los colonos que habitan en la zona resulta, ciertamente, innecesaria, si se considera que la Fundación EDUCEC también ha planteado, con anterioridad, idéntica solución respecto de tales colonos, por lo que la solución del problema de éstos no representa, en este escenario, desembolso alguno para el Estado.

b) Denuncia sobre utilización de los tribunales de justicia de Chaitén para presionar una venta.

En el video, se entrevista a una dama que habita en el sector del lago Yelcho y quien dice ser titular de algunos derechos (probablemente hereditarios) sobre un predio existente en las inmediaciones de dicho lago. La persona entrevistada hace presente que fue citada por el tribunal a través de funcionarios de Carabineros, sin mediar la existencia de un juicio o litigio alguno que lo justificara, y que, en dicho lugar, se le habría manifestado por la Jueza u otro funcionario (lo que no queda claro) que de no venderle sus terrenos al Sr. Tompkins, ella sufriría el rigor de la ley, pudiendo incluso ir a prisión.

Sobre esta materia, declaramos enfáticamente lo siguiente:
i) No conocemos a la dama entrevistada;
ii) Jamás hemos tenido contactos a este respecto con la jueza de Chaitén ni con los funcionarios del tribunal;
iii) Ignoramos el lugar exacto donde se encuentra ubicado el predio en el cual la dama entrevistada dice tener derechos;
iv) Si dicho predio se encontrara, como ella señala, en las inmediaciones del lago Yelcho, desde ya cabe señalar que esa zona se encuentra alejada del área perimetral del proyecto Parque Pumalín y no existe interés por parte del Sr. Tompkins y/o de sus sociedades o entidades relacionadas y/o por parte de la Fundación EDUCEC de adquirir terrenos en esa zona específica.
v) No tenemos juicios o procedimientos judiciales en contra de la persona entrevistada ni de sus familiares, de haberlos.
vi) Jamás hemos utilizado prácticas como la denunciada para instar por la adquisición de predios u otros bienes.

En síntesis, lo único que puede decirse respecto de esta acusación es que ella carece absolutamente de todo asidero y los hechos en que se funda, en lo que al Sr. Tompkins y/o a las sociedades o entidades vinculadas a él y/o a la Fundación EDUCEC se refiere, son total y absolutamente falsos.

Por otro lado, y según se nos ha señalado, una copia de este video le fue entregada por algunos parlamentarios al Presidente de la Excma. Corte Suprema, al objeto de que investigara la denuncia. No estamos en conocimiento de la existencia de una investigación judicial que tienda a aclarar los detalles de esta denuncia.

c) Eventual compra por parte del Sr. Tompkins de una isla existente en el río o lago Yelcho.

Inmediatamente después de la entrevista a que se refiere la letra precedente, aparece un joven señalando que estaría en conocimiento de que el titular de un terreno de aproximadamente 80 hectáreas lo habría enajenado días atrás probablemente al Sr. Tompkins (no está seguro de ello), haciendo aparecer la superficie vendida como de 200 hectáreas, ocupando de ese modo terrenos adyacentes que no le pertenecerían a su vendedor.

Al respecto, cabe puntualizar lo siguiente:
i) Desconocemos a la persona entrevistada y carecemos de antecedentes sobre la existencia de la isla ubicada en el río Yelcho o en el lago del mismo nombre a que se refiere el entrevistado.
ii) Ni el Sr. Tompkins ni las sociedades o entidades vinculadas a él ni la Fundación EDUCEC ha adquirido terrenos en dicho sector.
iii) La zona en donde estos terrenos se encontrarían hipotéticamente ubicados está fuera el área perimetral del Parque Pumalín y no existe interés alguno de adquirir el predio a que se refiere el denunciante ni tampoco el predio aledaño (de existir) de que hace mención en sus declaraciones.

En síntesis, no poseemos antecedentes alguno respecto de dicha denuncia, la que, en lo que a nosotros se refiere, es total y absolutamente falsa.

La única hipótesis posible respecto de ambas denuncias es que ellas se refieren a conflictos de títulos entre los propios habitantes de la zona y que nada tienen que ver con el proyecto ni con el Sr. Tompkins ni con las sociedades o entidades vinculadas a él. Dada la enorme publicidad (buena parte de ella negativa) que desde inicios del presente año se ha dado al Sr. Tompkins y/o al proyecto Pumalín, su nombre es comúnmente utilizado para nombrar a alguien, como cuando antaño se culpaba a “Moya” de prácticamente todo lo que ocurría en Chile.

VIII. Comisión interministerial.

El Gobierno, frente a la polémica desatada con motivo de la adquisición de terrenos y a las denuncias efectuadas por los colonos de dicha zona, decidió crear una comisión interministerial, integrada por los señores Ministros de Defensa Nacional, Justicia, Educación, Bienes Nacionales y Agricultura, coordinada por el Ministro Secretario General de la Presidencia, don Genaro Arriagada.

Se estima que esta comisión elaborará un documento en que informará a S.E. el Presidente de la República sobre las diversas interrogantes que han surgido con motivo de las adquisiciones de terrenos mencionadas, sobre la conveniencia o inconveniencia de que el Estado de Chile adquiera el predio “San Ignacio de Huinay”, sobre la declaración de los predios como “santuario de la naturaleza”, sobre la solicitud de exención de impuestos a las donaciones que deberá efectuar “El Bosque Pumalín Foundation” a la Fundación Educación, Ciencia y Ecología, etcétera.

IX.- Proposiciones y Conclusiones

La Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente, al finalizar el análisis del proyecto del “Parque Pumalín”, ha adoptado los siguientes acuerdos:

– Apoyar la creación de zonas destinadas a la preservación de la naturaleza y del patrimonio ambiental, con la participación de capitales privados, y velar por la plena aplicación de la legislación ambiental vigente, con objeto de incentivar la creación de otros proyectos semejantes.

– Expresar su total respaldo al establecimiento del “Parque Pumalín”, situado en la Décima Región, el que deberá quedar sujeto al ordenamiento jurídico chileno.

– Estimar, como elemento fundamental dentro de la creación del Parque, la incorporación de la población existente en dichas zonas, para lo cual, compartiendo los principios inspiradores de éste, hace resaltar la importancia de incluir a los colonos en las actividades laborales que surgirán a partir de la concreción de este proyecto.
– Destacar, como antecedente valioso, que la propiedad y administración del mismo sea traspasada a una fundación chilena, como lo es la Fundación Educación, Ciencia y Ecología (EDUCEC).

– Recomendar que como primer paso, dentro de la mayor brevedad, el Parque sea declarado “santuario de la naturaleza” y, por lo tanto, quede sujeto a la normativa que rige la materia, y posteriormente se acoja a la legislación del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE).

– Participar plenamente de la idea de otorgar beneficios tributarios al sector privado a fin de fomentar la creación de áreas silvestres protegidas.
En este sentido, sugiere que, dentro de las prioridades legislativas, se dicten las normas legales que regulen la incorporación del sector privado en la creación y manejo de las áreas de protección. La práctica aconseja la dictación de una legislación especial.

Del mismo modo, considera necesario agilizar la dictación de los reglamentos de la ley Nº 19.300, sobre Bases del Medio Ambiente.

Por último, considerar que en atención a las garantías establecidas en el proyecto “Parque Pumalín”, no sería necesario la adquisición por parte del Fisco del predio Huinay.

X. Listado de Documentos.

1.- Transacción extrajudicial Peranchiguay Yáñez, Juan, Adrián y otros con grupo Pumalín.

2.- Acción reinvindicatoria Universidad Católica de Valparaíso, Fundo Huinay.

3.- Acta Junta de Vecinos Nº 17, Huinay.

4.- Títulos de Dominio, Juan Gallardo.
Compraventa Grupo Pumalín a Forestal Campo Mar.

5.- Discurso señor Javier Feliú.

6.- Mapa

7.- Video (entrevista a colonos).

8.- Proyecto “Parque Pumalín”.

9.- “Informe del señor Juan Moya, Ing. Forestal, Ideas Centrales respectos del caso Tompkins”. (documento aportado por el Diputado señor Elgueta).

Sala de la Comisión, a 11 de octubre de 1995.

Jacqueline Peillard García,
Secretaria de la Comisión.
I N D I C E

Pág.

I. ¿Quién es Douglas Tompkins 2

II. Fundación Educación, Ciencia y Ecología 5
a) Constitución 6
b) Personalidad jurídica
c) Finalidades
d) Patrimonio

III. Proyecto “Parque Pumalín” 11

IV. La adquisición de terrenos 13

V. Sesiones celebradas por la Comisión 18
a) 11 de abril de 1995 18
b) 16 de mayo de 1995 24
c) 13 de junio de 1995 28
d) 18 de julio de 1995 29
e) 11 de julio y 1 de agosto de 1995 29
f) (Sesiones Secretas Nºs 5ª y 7ª celebradas el 11 de
julio y 1º de agosto de 1995, respectivamente) 30
g) 30 de octubre de 1995 30
h) 10 de octubre de 1995 30

VI. Visita inspectiva a la zona de Palena 30

VII. Respuesta a interrogantes formuladas durante
la sesión 15ª, efectuada el 11 de abril de 1995. 53

VIII. Comisión Interministerial 74

IX. Proposiciones y Conclusiones 75

X. Listado de Documentos que se adjuntan 78

Fuente: Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.