Navarro a lo guerrillero del amor

El díscolo senador dice que no se afeitará hasta que se saque la última carpa de Talcahuano.

Alejandro Navarro no para de sorprendernos. Ayer fueron fueron los “Navarrines” y hoy es su look parecido a lo Manuel Rodríguez, “el Guerrillero del Amor”. Muchos son los que cuando lo ven, le dicen que se parece al personaje protagónico de la teleserie de Chilevisión.

De hecho, él mismo contó que desde que no se afeita y se dejó patillas, ahora lo piropean más que nunca y no paran de tirarle tallas sobre su parecido con el guerrillero del amor.

Barba rebelde

-Senador cuente la firme: ¿El parecido es intencional o pura coincidencia no más?

“Para nada. Más de alguna broma he recibido al respecto en todo caso, no debo negarlo. He visto algunos capítulos de la novela y admiro mucho a Manuel Rodríguez, es un personaje muy potente. Siento orgullo de que me relacionen con él”.

-¿Entonces? ¿A qué se debió este cambio?

“Lo que pasa es que durante los días posteriores al terremoto todos estuvimos sin agua y recién pude bañarme el 8 de marzo. Fue ahí cuando reflexioné y decidí que no me afeitaría hasta que la situación se normalizara, especialmente en las zonas más afectadas como Talcahuano y Dichato”.

-Pero para eso falta bastante parece…

“No importa. Los tiempos no están como para andar gastando la plata en una afeitadora, la cosa está difícil, todos lo sabemos. Hasta que no se levante la última carpa no me afeito como una señal de no normalidad y solidaridad con los que más necesitan ayuda. Es mi manera de ponerme a tono con la situación que estamos viviendo”.

-¿Y en el Senado, lo han encontrado parecido al Guerrillero del Amor?

“Bastante. Me han llegado muchas bromas de parte de mis colegas, en todo caso, yo les digo que no sólo ando igual al guerrillero en cuanto a look, sino que también en espíritu. Esta barba en cierta medida refleja mi lado más característico: el rebelde”.

-¿Qué le dicen las mujeres?

“Me han piropeado bastante. Por lo menos ya tengo la aprobación de Asaxzha (13) y América (10), mis dos hijas más pequeñas. Ellas me dijeron: ¡Papá, te ves más joven!”

Fuente: estrellaconce.cl

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *