Navarro presenta más de 200 observaciones a extensión de relleno sanitario Hidronor en Concepción: “Empresas contaminantes deben responder”

  • Antes que el plazo para ingresar indicaciones se cerrara, el parlamentario por el Biobío ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental 220 indicaciones para demostrar que no existen las condiciones para una extensión de la cuarta etapa del vertedero.

Penco13 de mayo de 2021. “108 observaciones al proyecto de Biolantánidos en Penco; luego 152 observaciones a la extensión de la quinta etapa del relleno sanitario de Hidronor en Florida. Y hoy 220 observaciones a este extraño plan para extender la cuarta etapa del mismo relleno, que en realidad es una etapa por si misma”, manifestó el senador Alejandro Navarro Brain.

De acuerdo al Presidente de la Comisión de DDHH del Senado, “sabemos que desde que se instaló el relleno sanitario de Hidronor en Copiulemu hace más de 20 años, se ha deteriorado la calidad de vida de cientos de personas que viven en las cercanías, que han debido sufrir los derrames, los episodios de contaminación atmosférica, de olores, de vectores, de agua negra en sus canales”.

“Es más”, continuó, “solo hace un par de meses, los habitantes de Chaimávida protestaron y cortaron la ruta Concepción-Cabrero en diversas ocasiones para visibilizar el grave problema que allí tienen, con una empresa que se instaló muy cerca de donde decenas de familias habían vivido por décadas, y que a lo largo de los años ha tenido diversos problemas de contaminación, que se siguen repitiendo pese a las multas”.

“Y hoy, mientras la empresa intenta abrir una quinta etapa gigantesca, que tendría la capacidad de todas las anteriores etapas juntas, y que significaría la continuación del relleno sanitario por casi dos décadas más, tienen la desfachatez de ingresar una etapa de “extensión o puente”, entre la cuarta y quinta, para agregar 2 años de manejo de desechos a su historial”, afirmó el parlamentario progresista.

Navarro explicó que, “hemos consultado respecto al plan que existe en caso de un incendio en esta extensión del relleno, y quien está a cargo y es responsable durante la noche o feriados si ocurre un derrame de lixiviado como el último ocurrido, que por no contar con un equipo de emergencia llegó hasta los canales de Chaimávida, provocando la muerte de aves y animales”.

“Hemos consultado también”, prosiguió, “cuánto ha bajado la plusvalía de las casas cercanas, de qué forma se evitará que los gases y olores tóxicos lleguen a la comunidad, y como la geomembraba que ocuparán se mantendrá impermeable para que no ocurran filtraciones o derrames de desechos industriales tóxicos o radiactivos”.

Para finalizar, Alejandro Navarro señaló que, “lo seguiremos reiterando: aquí debe haber un proceso de cierre anticipado y los rellenos sanitarios que se instalen en el Biobío deben ubicarse en lugares donde no afecten a la ciudadanía, ni al medioambiente y no a un kilómetro de las viviendas como hoy ocurre entre el vertedero de Hidronor y los habitantes de Chaimávida”.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.