Navarro presentó recurso: “Corte deja sin efecto remate de ríos de Alto Biobío, y lo califica de arbitrario e ilegal por no consultar a comunidades”

El parlamentario progresista manifestó que, “este es un triunfo para los pueblos originacios y el medioambiente, que han visto como el poder depredador de las grandes empresas no respeta a nada ni a nadie”.

Concepción, 27 de octubre de 2020. “Se deja sin efecto la resolución exenta N° 000669, de 3 de julio de 2019, que establece bases del remate de los derechos de agua que indica, sobre las aguas superficiales y corrientes del Río Queuco, señala el fallo de la Corte de Apelaciones de Concepción tras el recurso que presentamos”, explicó Navarro.

El senador por la Región del Biobío afirmó que, “este es un triunfo no solo para los miles de Pehuenches del Alto Biobío cuya vida se iba a ver afectada por la venta de las aguas del Queuco, sino que para todo Chile, para los 17 millones, pues es claro que el agua debe volver a ser un bien de uso público y dejar de pertenecer a las empresas”.

“La Corte ya había acogido un recurso de protección que buscaba paralizar el remate del estero, y hoy luego de esta nueva presentación, dictamina que este fue arbitrario e ilegal tras no consultarse a las comunidades, y que carecieron de razonabilidad los argumentos expuestos por la autoridad, para no efectuar la consulta”, señaló.

“Pues es de extrema gravedad”, continuó, “que este gobierno siga sin respetar los tratados internacionales, en este caso, el Convenio 169 de la OIT y la consulta indígena”.

Cabe destacar que el parlamentario presentó este recurso en favor de Carmen Rosa Paine Tranamil, werken Mapuche; de Abel Marilao y de la Asociación Indígena de Butalelbún de Alto Biobío, y en contra de la Dirección General de Aguas del Biobío.

Alejandro Navarro afirmó que, “es tremendamente importante lo que ha resuelto la Corte de Apelaciones de Concepción, pues nuestro principal argumento en el recurso fue que el remate no estaba tomando en consideración los derechos de los pueblos originarios y los tratados internacionales que Chile ha suscrito al respecto”.

“Este remate fue un tremendo error por parte del Ministerio de Obras Públicas y de la DGA. Ellos no pueden rematar agua, menos un río que es claramente público, de uso de comunidades indígenas, fundamental para la vida de los Pehuenches de Alto Biobío, cuya agricultura y la ganadería se han visto tremendamente afectadas por la sequía”, afirmó.

El fundador del Foladh finalizó señalando que, “en todo Chile hay sectores que requieren del agua , por lo que nos opondremos a cualquier proyecto de Carretera Hídrica que con el argumento de llevar ayuda, pretenda limitar los recursos hídricos del Biobío”.

“Y en la Nueva Constitución, sin duda que la propiedad del agua volverá a la gente, a los 17 millones de chilenos y chilenas, como Bien de Uso Público, y no como un elemento de consumo con el cual se puede presionar, transar, o especular en remates”, sentenció.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.