Negligencia médica: “Hospital Regional demoró casi un mes en diagnosticar hepatitis fulminante”

  • Así se lo dieron a conocer al senador Alejandro Navarro los familiares de la paciente Nora Sandoval, quien ingresó al Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción con el color de sus ojos y piel amarillos y dolor al costado de su cintura. “Sufrió más de 25 días sin tratamiento, periodo en el que incluso le diagnosticaron ninguna obstrucción y terminó falleciendo por hepatitis aguda fulminante”, acusó el parlamentario del MAS.

 

Imagen: meganoticias.cl

El senador Alejandro Navarro acompañó una presentación de reclamo ante el Consejo de Defensa del Estado en el que se solicitó al organismo mediar en lo que catalogó como “un caso de máxima gravedad sanitaria, del cual necesitamos resolver toda incertidumbre que configura la acusación de negligencia en el Hospital Regional”. Y sostuvo que “asuntos como la demora en toma de exámenes, reemplazo de doctora por practicantes e incluso diagnósticos errados señalando que no podían tratarla, ya que debía regenerarse su hígado solo, son anomalías que no ayudaron y llevaron a Nora Sepúlveda, a no identificarle a tiempo hepatitis aguda fulminante, siendo tardíamente declarada tercera en la lista de espera nacional de órganos”.

 

En particular, Navarro detalló que “Nora Sandoval ingresó el miércoles 24 de octubre a urgencia del Hospital Guillermo Grant Benavente con síntomas como ojos y piel amarillos y dolor a un costado de su cintura. Al comienzo, el diagnóstico médico fue una obstrucción biliar. Increíblemente, el sábado 27 de octubre de 2012, tuvo que ir al Sanatorio Alemán,  de manera particular, para que se realizara una resonancia magnética, con la intención de agilizar su diagnóstico, pues del Hospital Regional letendrían hora para diez días más”.

 

Tras la diligencia, Navarro comentó que “el 30 de octubre, un médico dio como resultado de la resonancia magnética, que Nora no tenía ninguna obstrucción”.

 

A raíz de este diagnóstico, el Senador sostuvo que “el sábado 3 de noviembre, fue trasladada a otra sala con otra médico, quien el 5 de noviembre, le realizo exámenes de sangre, una radiografía, ausentándose durante una semana y dejándola a cargo de practicantes”.

 

“Dudosamente –continuó Navarro- en Medicina Interna hubo un cambio en el diagnóstico médico: le señalaron que era hepatitis poco común, que podría ser llamada autoinmune, por lo que no podían tratarla, pues se debía regenerar su hígado. Así, pues, le suministraron una pastilla para dormir y vitamina K, lo que le provocó alteraciones de coagulación importantes; comenzó a hincharse y con un problema renal”, lamentó.

 

De acuerdo al senador Alejandro Navarro, la familia de la paciente le comentó que tuvieron que lidiar con la constante actitud de molestia de la médico a causa de la preocupación de ellos por el estado de salud de Nora. “No era una preocupación infundada: la familia tuvo que morderse toda la impotencia de que a Nora no le daban tratamiento, a pesar de que cuando estuvo en el 2º piso, de Medicina Interna, estaban al tanto de la situación, ya que se realizaron dos reuniones de especialistas y médicos tratando el caso”.

 

Siguiendo con el relato, el 19 de noviembre, indicó el parlamentario del Biobío, “en horas de la tarde Nora es trasladada a la Unidad de Tratamientos Intensivos del Hospital Regional, caminando sin ayuda y con lucidez; oportunidad en donde le medican corticoides. Al día siguiente la jefa de UTI y UCI informa que Nora tiene hepatitis aguda fulminante y que solo la posibilidad de un trasplante podría, eventualmente, salvarle la vida”.

 

Nora llegó a ser tercera en lista de espera nacional para un trasplante de hígado. Allí recién se detectó lo avanzado de la enfermedad y el compromiso de otros órganos. Noticia que fue dada de parte de un especialista a Nora, lo que según  le indicaron los familiares a Navarro, “le provocaron un shock”.

 

“El 23 de noviembre, en la tarde fue trasladada a la UCI, consciente. El 26, se le apreciaba agotada y ya el 27 fue sedada y entubada para que pudiera respirar sin complicaciones”, señaló Alejandro Navarro.

 

A lo que agregó que el “29 de noviembre, se informó de la extrema gravedad de Nora; no había esperanzas de vida, por el rápido avance de la enfermedad. Dando a conocer que las posibilidades de vida eran de 2%. Fue finalmente el 30 de noviembre, a las 04:45 hrs de la madrugada que Nora falleció por falla multiorgánica”.

 

El hecho, que Navarro ya lo informó al Servicio de Salud de Concepción y pidió intervención del CDE, según como lo relató, “Nora desde el 25 de octubre hasta el 19 de noviembre estuvo deambulando por los pasillos del Hospital Regional y comiendo muchas veces en el hall, afectada emocionalmente, pues era consciente de cómo el centro de atención médica la ayudaba a acelerar su muerte. Por lo que hoy lo que exigimos es que la justicia repare el daño que le han causado a la familia, que por la gravedad del hecho, será inolvidable”.

 

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *