Obligación a establecimientos educacionales de dictaciones de cursos sobre prevención de drogas

El señor NAVARRO.- Gracias, Presidenta.

La verdad es que todos queremos apoyar por cierto el proyecto de ley del Senador Orpis, no solo por su trayectoria en este tema, sino por particular que este es un hecho, el tema de la droga en Chile, la punta de un iceberg bastante duro. Es una crisis a nivel mundial: México ya lleva 28 mil muertos en solo el período de Calderón. Luchar contra la droga es siempre luchar contra el delito organizado. Y, por cierto, en Chile temas como la educación para frenar el consumo son necesarios. Pero también son necesarias otras medidas. El Senador Cantero planteaba que en el norte no tenemos helicópteros para custodiar la frontera, que se ha convertido, por cierto, en un pasadizo de drogas, que es necesario reforzar.

Imagen: somosnosotras.com

Se nos ha planteado que la droga -marihuana, cocaína-, las llamadas “drogas fuertes” o “duras” o también las “blandas”, como la marihuana, son un problema. Pero también lo es el alcohol. Claramente, el alcoholismo ha prendido, yo no sé si más o menos, porque uno que no tiene experiencia recuerda sus años de liceo, la verdad que siempre se ha consumido alcohol. Ahora dicen que de manera más temprana o de manera más abultada, de mayor consumo, y a más temprana edad. Lo concreto es que tenemos un problema y la educación es una vía.

Yo solo quiero señalar de que incorporar a los planes de estudio la prevención de las drogas es necesario, positivo, urgente. Pero también, tal como lo hiciera unos años atrás, presentamos un proyecto de ley para incorporar los accidentes del tránsito.

En Chile, muere, cada cinco horas muere una persona. Y en Chile los jóvenes se están muriendo y la principal causa de muerte en los jóvenes menores de 23 años son los accidentes del tránsito, y es la causa de fallecimiento… la cuarta causa de muerte o fallecimiento en Chile. Y, por cierto, fallecen más personas por accidentes de tránsito que víctimas de delitos con violencia.

Los accidentes del tránsito causan pérdidas de más de 600 millones de dólares al año y generan una condición de muerte máxima en los jóvenes. Si de algo se mueren los jóvenes en Chile es de accidentes de tránsito, principal causa de muerte. Y, por cierto, las cifras señalan de que esto no decrece. En el 2009 y 2010 la cifra es ascendente: 2 mil 200 personas fallecen al año en Chile, no solo las que fallecen al momento del accidente, sino también las que mueren después en la clínica, en el hospital, y 49 mil quedan postradas o accidentadas.

Hemos dicho: hay que etiquetar los alcoholes a fin de educar. He presentado un proyecto de ley, allí duerme, nadie quiere etiquetar los alcoholes. Se dice que va a bajar el consumo o la venta de los alcoholes en Chile, el vino; se oponen los vitivinícolas.

Creo que si queremos enfrentar temas pendientes, por cierto el tema de la droga es uno, pero, señora Presidenta, lo que también he planteado de que los accidentes del tránsito son hoy día urgentemente una necesidad de enfrentar. Lo hemos hecho con mucha responsabilidad, con Carabineros, con CONASET, lo hemos hecho con mucho tiempo y este mismo Senado, allá por el año 2004, rechazó el proyecto de ley que venía aprobado por unanimidad por la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados y por unanimidad de la Sala de la Cámara de Diputados y se rechazó aquí, sin debate, porque se dijo “no corresponde modificar la LEGE, hay que modificar otra ley”. Y es por eso que, entre otras cosas, decidí venir al Senado, porque dije cómo el Senado va a despachar todo este esfuerzo.

Y espero que, efectivamente, este proyecto para el cual hemos pedido patrocinio al Ministro de Educación pueda ser, al Ministro de Transportes también, porque queremos que cuando los jóvenes vayan a obtener licencia a los 18 años se les pida a lo menos dos cursos de prevención de accidentes del tránsito, de tal manera que los puedan acreditar, como un ramo optativo de Primero a Cuarto medio para ser buen conductor, buen peatón y, por cierto, buen pasajero, que son los tres ámbitos donde se producen los accidentes.

Si podemos incorporar el tema de la droga, extraordinario, positivo, vamos a ver si las políticas de CONACE se ajustan a lo que estamos viendo.

Yo quiero señalar, señor Presidente, y aprovecho que está el Senador Orpis, se me informa de que hay más de 600 millones de pesos en libros, en documentos, destinados a combatir el consumo de drogas en los escolares en Correos de Chile, y que hay una decisión política de no enviarlos porque el logo es el logo del Gobierno anterior, y ahí están durmiendo 600 millones de pesos, más de un millón de dólares, en material que se va a perder si no se distribuye. Ojalá pudiera recogerse, por cierto que es una denuncia seria, los libros están allí, no se distribuyen, y no creo que sea, efectivamente, el tema del logo. Yo quiero que se aclare, porque, en definitiva, es material pensado para los jóvenes en la prevención.

Voy a votar a favor de este proyecto de ley y ojalá puedan patrocinar también el proyecto sobre accidentes del tránsito.

¡Patagonia sin represas, señora Presidenta!

He dicho.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *