Parlamentarios de la Bancada Verde sobre audiencia ciudadana e iniciativa popular legislativa

“Hay que abrir el parlamento a la gente y darle poder para que construya leyes”

navarro_biobio

Los parlamentarios de la Bancada Verde, Alejandro Navarro (PS), Arturo Longton (RN), Mario Acuña (DC) y Leopoldo Sánchez (PPD) y el presidente de la Cámara Baja, Víctor Barrueto (PPD) señalaron que la reposición de las mociones parlamentarias de audiencias públicas y participación ciudadana, así como la de iniciativa popular legislativa, que se hará el próximo martes en el parlamento “permitirán abrir el parlamento a la gente y de esa forma darle la posibilidad real de participar en el proceso de generación de leyes”. Los legisladores manifestaron su opinión luego de concurrir hasta el gabinete del Ministro Secretario General de Gobierno, Alvaro García, para pedirle el patrocinio del Ejecutivo para que estas iniciativas ingresen en la legislatura extraordinaria que se inicia el 21 de mayo próximo. Según señalaron, estas mociones “tienen como mérito el generar el espacio institucional que permite romper con aquella contradicción existente entre electores-parlamentarios-parlamento, donde la gente construye una relación de proximidad efectiva con sus parlamentarios, pero aumentan proporcionalmente su distancia con la institución del Congreso Nacional”. Según indicaron los parlamentarios, “en cuanto toca a esta iniciativa, se ha sostenido reiteradamente que resulta imperioso crear un órgano interno que canalice la relación del parlamento con la comunidad, pues, si bien las comisiones disponen de instrumentos jurídicos que les permiten conocer la opinión de la ciudadanía como las audiencias públicas y la transmisión de sesiones, queda reducido sólo al ámbito de la tramitación de iniciativas legales”. “No existe –indicaron- por consiguiente, un ente descentralizado, autónomo o representativo de las corrientes de opinión con representación parlamentaria, destinado a recoger las inquietudes de la ciudadanía sobre los diversos tópicos que conforman el quehacer nacional, regional o local, que de cabida a grupos específicos, a fin de que puedan tener una vía institucional para recurrir a la autoridad a través de los diversos mecanismos que la ley consulta”. Según los diputados “la creación de organismos con las características descritas no es nueva. En el derecho comparado existen entidades similares en los parlamentos de Alemania, España, Bélgica y Luxemburgo. Aún cuando el trámite interno puede variar, según el ordenamiento interno de cada parlamento, la constante en todos ellos es canalizar el sentir de la ciudadanía a través de un cauce institucional, fortaleciendo la relación con los representantes y representados”. “De esta forma -señaló Navarro- la idea matriz de la moción consiste en crear una comisión rotativa (la original proponía una permanente) denominada “de audiencias ciudadanas”, encargada de recoger los planteamientos de las instituciones y personas naturales que lo soliciten y canalizar los asuntos que se le planteen hacia los organismos internos o externos competentes”. Teniendo presente que son 120 los diputados y que la Cámara funciona 11 meses al año, los parlamentarios de la Bancada Verde proponen, para operativizar esta iniciativa que esta comisión esté integrada por siete legisladores en cada audiencia, que sea de 4 horas, funcionando dos veces al mes, posibilitando de esta manera que a lo menos una vez al año cada diputado trabaje en esta instancia. La iniciativa original fue rechazada por considerarse que no existían las atribuciones suficientes del parlamento respecto de otros poderes de Estado, lo que convertía a este mecanismo en una fuente permanente de frustraciones e insatisfacciones de parte de los ciudadanos, lo cual profundizaba la credibilidad y el prestigio del Congreso Nacional. Se estimó en ese entonces, que antes de crear este tipo de instancias había que dotar el poder legislativo de facultades que le permitieran establecer “resultados concretos en la solución de los problemas que afectan a al comunidad”. Según los parlamentarios verdes “los juicios anteriores son ciertos y efectivos en relación a la falta de facultades, sin embargo, la búsqueda de una solución no está en ocultar esa carencia, sino en explicitarlas a la propia ciudadanía. Por ello, el segundo proyecto que presentamos “de iniciativa popular de ley” busca que la ciudadanía fortalezca los poderes del Congreso y el ejercicio de su propia soberanía”. “Por ello –dijeron- queremos presentar un proyecto de ley –con patrocinio del Ejecutivo- que establezca la facultad para poner la generación de la ley, también en manos de la ciudadanía, a partir de la modificación del artículo 62 de la Constitución al que se le agregaría lo siguiente: “Las leyes pueden tener origen en la Cámara de Diputados y el Senado, por mensaje que dirija el presidente de la República, por moción de cualquiera de sus miembros, o por iniciativa popular ciudadana”. Asimismo, propondrán modificar el artículo 116 bajo el título de “Reformas de la Constitución”, de la siguiente forma: “Los proyectos de reforma de la Constitución podrán ser iniciados por mensaje del Presidente de la República, por moción de cualquiera de los miembros del Congreso Nacional o por iniciativa popular ciudadana, con las limitaciones señaladas en el inciso primero del artículo 62” Hoy en Chile no se contempla la participación ciudadana en el proceso de conformación de la ley, considerándose sólo para reformas de la Constitución mediante el plebiscito, en el caso de no haber acuerdo entre el Congreso y el Ejecutivo, tal como lo señala el artículo 117 de la Constitución Política del Estado) “Esto ubica a nuestro país entre los países de América Latina y el mundo con mayores limitaciones a la participación ciudadana, limitándola a la votación cada 4 y 6 años, para las respectivas elecciones presidenciales y parlamentarias, siempre de manera indirecta”, señalaron.

Fuente:Oficina Distrital

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.