“Política del verdugo se puede revertir contra sus creadores”

paro-registro-civil

Haciendo un llamado a “terminar con este gallito que no le hace bien a nadie”, el senador Alejandro Navarro se refirió al paro del Registro Civil que ya completa 27 días y que provocó la designación de un nuevo director del organismo.

De acuerdo al parlamentario, “primero cortaron la cabeza de Guillermo Larraín, Presidente del Banco Estado, por llegar a acuerdo con su Sindicato”.

“Con quien se hizo una injusticia”, adicionó, “pues fue el pato de la boda en una mala señal que ha querido dar el ministro Rodrigo Valdés respecto de la austeridad, dando inicio a la temporada de decapitación como forma de resolver conflictos laborales”​.

Según el legislador “lo mismo ocurrió con el nuevo Intendente de la Araucanía. Andrés Jouannet, quien llegó con la cabeza de Francisco Huenchumilla en su mano derecha. Y solo se ha dedicado a poner más carabineros y a amenazar a los Seremi del Gobierno y las Comunidades Mapuche”.

“Sin embargo”, continuó, “¿alguien se atreve a imaginar este país con el Banco Estado en paro en todo el territorio y millones de chilenos – entre ellos todos los funcionarios públicos – sin poder cobrar sus sueldos y jubilaciones?

“Y habríamos sumado aquello al paro del Registro Civil, que tiene a cientos de miles de compatriotas indocumentados porque este, mi Gobierno, desconoce un acuerdo”, agregó el senador del MAS.

Del mismo modo, dijo que “cuando los altos ejecutivos son indemnizados, nadie se fija en la austeridad, se les paga”.

La llegada del nuevo director del  Registro Civil

Para Navarro, “Luis Acevedo no parece augurar nada diferente. Llega con instrucciones de sí o sí abrir las puertas, lo que incluye el desalojo”.

“Cual cabeza rodará primero está por verse, pero creo que han enviado a estas autoridades al sacrificio por sus jefes superiores, quienes no se atreven a pagar los costos por estas decisiones”, enfatizó.

Para el senador del MAS, “así, el Paro de Federici, tal como lo conocimos en la Universidad de Chile, mi gobierno lo instala en donde vea que hay problemas y dirigentes públicos a quienes hacer desaparecer. Malo. Pésimo. Por este gobierno yo no voté, ni trabaje”.

“No podemos seguir con esta suerte de gallito con el Registro Civil, mientras los ciudadanos pagan las consecuencias. Lo lógico es que se busquen todas las vías para evitar que esta situación siga ​escalando​ y ese no es otro camino que sentarse a dialogar”, agregó.

“Hay que tener cuidado, porque la política del verdugo que decapita a los infieles se puede revertir en contra de sus creadores”, finalizó el senador por la Región del Biobío.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.