“Sayén no puede ser enviada a una cárcel pesando apenas 2 kilos”

imagen-post-tierras-mapuche

  • Alejandro Navarro explicó que, “la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, inexplicablemente le da el alta a una bebé que nació prematura y que está apenas sobre los 2 kilos de peso”.

  • De acuerdo al senador de Partido País, “el alta siempre está vinculada al lugar al que se vaya, por lo que esta decisión es absolutamente cuestionable y al menos un descriterio que la Clínica y Gendarmeria deben asumir”.

  • Pues es lógico que debido a las condiciones infrahumanas de las cárceles chilenas, Sayén tiene grandes riesgos de enfermarse y por ende, de volver prontamente a un recinto hospitalario”, enfatizó.

  • Parlamentario presentará Recurso de Protección, para que la niña no pase sus primeros meses de vida en la cárcel.

“No logro entender como los profesionales médicos de la Clínica, puedan dar de alta a una bebé que nació con 7 meses y que hoy apenas pesa 2.160 kilos, sabiendo que su destino no es su casa sino una carcel”, manifestó el senador del Partido País, Alejandro Navarro, tras enterarse que la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, lugar donde se encuentra Lorenza Cayuhán y su hija Sayén, decidió darle el alta a la pequeña.

El presidente de la Comisión de DDHH del Senado expresó que, “no debemos olvidar que Lorenza debió ser trasladada de urgencia desde Arauco a Concepción para que se practicase una cesárea, a sus 7 meses de embarazo, debido a complicaciones que hacían peligrar su vida y la de la bebé”.

“Y al no existir el espacio para ser atendida en el Hospital Regional, fue llevada a la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, donde Sayén nació con su madre engrillada de ambos pies”, recordó.

“Fueron 32 semanas de gestación”, continuó, “por lo que la pequeña vino al mundo con apenas 1.9 kilos de peso. Hoy ha subido aproximadamente 200 gramos, es decir, claramente no logra aun llegar a los niveles de un bebé de 9 meses, ni en tamaño ni en peso”.

“Se encuentra plenamente documentado”, añadió, “que los bebés prematuros tienen riesgos específicos para su sobrevivencia. Ello abarca desde mayores riesgos de infecciones, hipotermia, hipoglicemia, entre otros”.

“Por lo que cabe preguntarse, ¿por qué la Clínica decide darle el alta tan pronto, cuando los médicos saben claramente que desde dicho recinto Sayén deberá ser trasladada a un centro carcelario junto a su madre?”, se preguntó el senador por la Región del Biobío.

Para Navarro, “es extraño, cuestionable e incluso sospechoso que el Sanatorio Alemán busque darle el alta a la niña de forma tan apremiante. Espero que no sea porque Lorenza y su hija Sayén son de una comunidad indígena, pues estaríamos ante un horrible acto discriminatorio que tendría que ser sancionado”.

El presidente de la Comisión de DDHH del Senado agregó que, “los funcionarios, los organismos internacionales y todos los estudios al respecto, indican que las condiciones en las cárceles chilenas son infrahumanas, tanto para hombres como para mujeres, debido a la sobrepoblación, filtraciones, parásitos, nula ventilación o entrada de luz natural”.

“¿Y los profesionales médicos del Sanatorio Alemán quieren darle el alta a Sayén para que pase de la incubadora, con apenas 2 kilos de peso, a un lugar con esas condiciones?”, demandó el congresista de Partido País.

De acuerdo a Alejandro Navarro, “Gendarmería debe asumir su responsabilidad ante cualquiera situación de la salud de Sayen y de su madre Lorenza. La resolución de la Corte de Apelaciones de Concepción fue clara y categórica en defensa del bien superior de la niña, del apego y el amamantamiento, cuando se las quiso separar tras el parto”.

“Pues se dio una orden de no innovar, es decir, se mandató que Lorenza debe permanecer junto a su hija, día y noche, por 3 meses de momento, en el establecimiento de salud en el que reciba atención médica”, añadió.

“En otras palabras”, señaló el parlamentario, “la Justicia dictaminó que Sayén podrá contar con el contacto físico, cuidados y amamantamiento de su madre de manera permanente”.

Recurso y Proyecto de Ley

El senador por la Región del Biobío manifestó que, “por ello interpondremos un nuevo Recurso de Protección en la Corte de Apelaciones de Concepción, a fin de que Sayén pueda permanecer en un recinto hospitalario al menos hasta que tenga 3 meses de edad”.

“Pues la salida que se le quiere dar desde la Clínica de la Mujer contradice todos los informes médicos y los estudios internacionales, ya que el alta siempre está vinculada al lugar al que se vaya, y en este caso, se estaría llevando a una niña que nació prematura, a los 7 meses y que hoy tiene apenas una semana de vida y 2.160 kilos de peso, a una cárcel”, resaltó el parlamentario.

Para el legislador “lo ocurrido a Lorenza Cayuhan y a su pequeña hija Sayén Nahuelán, abre el debate respecto a la relación madre-bebé dentro de las cárceles, especialmente respecto de los efectos que conlleva la privación de libertad en los niños y niñas”.

“Lo más lógico es preguntarse como afectarán estos hechos en la vida futura de la niña, cuyo nombre significa “cariñosa mujer de gran corazón”, añadió Navarro. “Por ello estamos estudiando diversas alternativas para presentar un Proyecto de Ley, que cautele los derechos del niño en los casos en que su madre sea condenada”.

“Chile debe adecuar su políticas penitenciarias a fin de permitir que la relación madre e hijo se desarrolle en un ambiente saludable. De esta forma, esperamos lograr los apoyos para aprobar una “Ley Sayén”, que consagre el principio de que ningún niño debe crecer ni vivir su primera etapa en una cárcel”, finalizó Alejandro Navarro, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *